Retroimpresiones – Final Fantasy I

por PsicoPenguin el 25 marzo, 2020
Videojuegos
Detalles
Género

RPG

Creador/es

Square Enix
TOSE

Argumento

Los cuatros jóvenes llamados Guerreros de la Luz, y cada cual lleva un poder de los cuatro orbes elementales que han sido oscurecidos por los cuatro Enemigos Elementales. Juntos, derrotarán a las fuerzas malvadas, restaurarán la luz en los orbes y salvarán el mundo.

Detalles

La versión reseñada en este artículo es la de Final Fantasy I & II: Dawn of Souls para GameBoy Advance.

No lo llamo análisis porque no planteo hacer una evaluación exhaustiva punto por punto sino comentar simplemente mis impresiones generales. Ayer acabe Final Fantasy I, en versión Dawn of Souls para GameBoy Advance y me parece que, aún teniendo en cuenta que es un remaster con algunas modificaciones importantes, da una sensación bastante buena de lo que era el primer Final Fantasy (que jugué pero no acabé) pero sin la gran cantidad de horas de grindeo necesario para superarlo.

Teniendo en cuenta que la mayoría de elementos en ambas versiones funcionan de forma similar, incluyendo las clases de personajes o el sistema de magia, mucho de lo comentado es traspasable a la versión original para los valientes que quieran intentarlo. Aún así, Final Fantasy 1 requiere bastante menos grindeo que Dragon Quest I y es, en lineas generales, más interesante (también salió un año mas tarde).

Final Fantasy I

El juego empieza con una historia bastante simple. Aún así, para lo que solían ser las historias de los juegos en aquel momento, se vuelve sorprendentemente compleja. Empezamos en un mundo donde la fuente del poder y el equilibrio son 4 cristales mágicos, uno por cada elemento. Sin embargo, los cristales están siendo corrompidos y el mundo esta en caos. Hay una profecía que dice que, en la hora más oscura del mundo, cuatro Guerreros de la Luz aparecerán para devolver la armonía a los cristales y restaurar el equilibrio.

Evidentemente, tu grupo son esos 4 Guerreros de la Luz. Empiezas creando al grupo, escogiendo para cada uno de tus personajes la clase que vaya a tener (guerrero, ladrón, monje, mago blanco, mago negro y mago rojo). Esto ofrece bastante rejugabilidad a Final Fantasy I, pues puedes intentar superarlo con grupos muy diferentes entre sí, obligándote a adoptar distintas estrategias para un mismo combate. Nada más empezar llegas al reino de Cornelia, donde un caballero de ese reino, Garland, ha secuestrado a la princesa y se ha escapado a la Fortaleza del Caos. Esto supone la primera (y simple) mazmorra y el primer (y simple) jefe. Esta pequeña parte, lineal y guiada, actúa como prólogo antes de soltarte a la aventura.

Final Fantasy I

Y cuando llegas al final, la historia tiene una capa de complejidad añadida sorprendente para la epoca del juego.

Al abandonar Cornelia ya sales al mundo y, en la primera ciudad que encuentras ya consigues el barco, que de inicio esta limitado a un mar interior. Al cabo de pocas horas ya has conseguido salir al océano y desde ahí tienes casi todo el mapa disponible. Tu objetivo es encontrar los 4 cristales elementales y devolverles el equilibrio. Así, sin más pistas. Con lo que el juego es totalmente no lineal (aunque, claro, si quieres ir a zonas más avanzadas rápidamente, necesitarás grindear bastante, especialmente en la versión NES). Una vez tienes acceso al mapa completo, y si sabes lo que has de hacer y donde has de ir, en muy pocas horas puedes conseguir ya el barco volador, con lo que tendrás el 100% del mapa a tu disposición. Y todo eso con un nivel que es menos de la mitad del nivel al que acabarás el juego de forma normal.

Sin embargo, no es todo tan fácil,. Para acceder a algunas mazmorras necesitarás ciertos objetos que tendrás que buscar. Para ello tendrás que recorrer el mapa, visitando todas las ciudades, hablando con la gente, y recogiendo pistas para saber a donde dirigirte. Por ejemplo, para acceder a la mazmorra de agua necesitas poder respirar bajo el agua, para lo que necesitas cierto objeto que te da un hada al liberarla en una ciudad diferente a la entrada de la mazmorra y sin relación aparente. Y en la mazmorra de agua hay un objeto (que no es necesario de encontrar para finalizar la mazmorra) que necesitas para toda una serie de diálogos y búsquedas que acaban haciendo que puedas acceder a la mazmorra de viento. Y todo el juego así. Por lo que, lo que tiene de simple el sistema de combate (pues es bastante sencillo, pudiendo simplemente atacar, usar magia, objetos o huir) lo tiene de desarrollado y complejo toda la exploración del mapa y las mazmorras.

Final Fantasy I

También hay una búsqueda secundaria, no necesaria para acabar Final Fantasy I, con la que puedes cambiar la clase de tus personajes a una superior (guerrero a caballero, ladrón a ninja, monje a maestro, y mago a brujo). Esto hace que puedan aprender unas magias que antes no podían, puedan usar equipo de mas tipos distintos y que algunos parámetros mejoren más que con las clases básicas. Por tanto, es interesante hacerlo cuanto antes, mejor (lo más pronto que se puede hacer es a un nivel tan bajo como 11, aunque es un reto considerable).

Así para acabar, es un juego muy disfrutable a día de hoy (aunque, como digo, si juegas la versión de NES, prepárate para bastante grindeo) y con algunos elementos que la saga podría recuperar para futuras entregas, especialmente el hecho de dar gran libertad y no marcarte el camino).


Y hasta aquí esta nueva entrega de RetroImpresiones con Final Fantasy I para GameBoy Advance. Si quieres leer más artículos de la misma serie, puedes pasarte por este enlace del Magazine. También esperamos todas tus sugerencias para futuros juegos de los cuáles te gustaría leer y saber más.

¡Nos vemos en el foro!

¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.