Análisis: Pokémon Escudo

por DrPingas_SgtKeroro el 4 febrero, 2020
Videojuegos
De moda
Detalles
Item analizado

Pokémon Escudo

Autor
4 febrero, 2020
Género

Action RPG

Duración

30 h. aprox.

Creador/es

Nntendo
Gamefreak
The Pokemon Company

Argumento

Un entrenador Pokémon, al que el jugador encarnará, de la región de Galar, deberá enfrentar el desafío de los gimnasios, a la vez que va creciendo enfrentándose a sus rivales y destripando el secreto de una enigmática leyenda.

PremiosDe modaPolémico

Gamefreak no tiene con qué escudarse

Pokémon Escudo 1

Pokémon Escudo y Espada, la nueva entrega de la famosa saga portátil llevada a cargo por el estudio GameFreak, ha aterrizado en Nintendo Switch. Descubre con nosotros la que quizás sea la entrega más polémica de la saga hasta la fecha.

Nota: Este análisis sólo contempla la campaña del juego, sin contar el online.

 

Historia

Como en cada entrega de la franquicia más vendida de todos los tiempos, nuestra historia en Pokémon Escudo y Espada empezará con un joven al que pondremos algunos detalles de su aspecto (que podremos cambiar más adelante), su nombre, y su género. Deberemos elegir un compañero Pokémon al poco tiempo de estar con nuestro rival, que, como en anteriores entregas, y a diferencia de las dos primeras generaciones que tienen para un servidor los mejores rivales que hay. Aunque permitidme deciros que hay sorpresillas con el tema de rivales.

Además de la típica historia pokemaníaca, tenemos de añadido el argumento de la leyenda de Galar que explica por qué los Pokémon en esta región pueden dinamaximizarse. Y es que esta es la parte más importante de la historia, o al menos, la más interesante. Va de menos a más, cuanto más avanzamos, más importancia va cobrando esta leyenda en contraposición a la historia de ambos rivales.

Sin embargo, a pesar de que la historia quiere meterse en berenjenales que tratados de otra manera serían más interesantes, aquí les dan un tratamiento demasiado feliz. Para esas cosas este analista lo tiene muy claro: si vas a meter algo oscuro, lo metes bien; para meterlo mal, mejor no lo metas.

Hasta que ves los gráficos del juego, amigo.

Es cierto que Pokémon nunca se ha destacado por tener historias oscuras en general, pero creo que aquí viene bien el dicho español de «Manolete, si no sabes torear, para que te metes». Otra cosa que no ayuda nada es el hecho de que la perspectiva cinematográfica que se le dan a las escenas de estilo anime, pero usando cajones de texto en lugar de voces no ayuda nada a seguirla con interés. Al igual que pasaba con The Legend of Zelda: Skyward Sword, queda muy extraño ver a los NPCs hablar, sin hablar de verdad, y mucho menos cuando tenemos tal cantidad de texto. Mención especial a un personaje que canta a través de cajas de texto, un buen añadido si estuviéramos hablando de un videojuego adaptado para sordomudos.

Y no me olvido de lo pesado que es el rival, acaba siendo muy molesta su presencia, la mayoría de personajes que rodean a nuestro protagonista son anodinos y sin interés alguno.

 

Apartado técnico

Quizás el apartado más descuidado de Pokémon Escudo y Espada y uno de los que más se han hecho virales. Y no es para menos: nada más comenzar lo primero que me chocó fue que los muebles del salón de la casa de nuestro protagonista no pegaban nada con la estética anime de los modelados de los personajes que tenía enfrente. Su aspecto era como muy genérico, parecían sacados de una demo técnica de un juego realista de PlayStation 2. Es decir, aparte de su estética, eran muy bajos en poligonaje y bastante parcos en texturas.

Cuando nos metemos en lo que es el combate en sí la cosa no mejora demasiado. Animaciones paupérrimas, donde los personajes apenas se mueven del sitio, y un montón de elementos 2D simulan los movimientos de los personajes como si aún estuviésemos en la época de GameBoy Advance. Por no hablar de la paupérrima y escasa cantidad de polígonos de las que hacen gala los monstruos de bolsillo, retrotrayéndonos a tiempos más propios de la Nintendo 64 y PlayStation 1. Hay varios diseños que se notan que los hicieron demasiado simples para no tener que currarse demasiado los modelados.

Pokémon Escudo 2

Es especialmente sangrante las animaciones incluso fuera de combate. Los personajes se paran antes de cambiar de dirección, nunca llegan a entrar realmente en las casas, las expresiones faciales son muy planas, y se usan repetidamente las mismas expresiones una y otra vez. Que los Pokémons salgan de debajo de la tierra de repente, o que salgan a flote cuál submarino soviético de golpe, es una clara muestra de lo básico que es el juego a la hora de mostrar los Pokémons en pantalla.

A veces hemos sufrido tirones con bajadas de frames, incuso en algunas cinemáticas, que resultan muy molestos. Y por si eso fuera poco, el poping de este juego es descarado. Es decir, que a pocos metros del personaje los NPCs y los pokémons van apareciendo de forma abrupta y estropea mucho la experiencia de juego. El único sitio donde tenemos cámara libre es en el área salvaje, un sitio grande, pero muy vacío y con una vegetación con texturas a muy baja resolución y unas aristas demasiado evidentes, impropio de lo que una Switch puede llegar a dar.

Pokémon Escudo y Espada da totalmente la sensación de ser un descuido constante, sé que le he dedicado bastante a sólo la parte técnica del juego, pero es que estamos ante un auténtico desastre, que, si fuese una beta de un desarrollador indie que da sus primeros pasos en un motor gráfico aún, pero es que estamos hablando de un juego que está ya en la calle y que no es precisamente barato (menos aún con las políticas económicas de Nintendo).

El apartado musical no está mal, hay algunas músicas que destacan, como por ejemplo el tema interactivo que va cambiando a medida que avanza el combate en los gimnasios, mientras que otras melodías simplemente cumplen como algunos temas clásicos como el tema principal de batalla con Pokémons salvajes. En general no es una banda sonora que destaque salvo unos pocos temas, pero tampoco molesta.

El apartado sonoro del juego ya es harina de otro costal, sobre todo por los Pokémons en sí. Los sonidos que suenan, suenan demasiado mal, como de muy mala calidad. Creemos que sería mejor que intentaran crear sonidos nuevos para los Pokémon que sonasen de manera más orgánica, más como si fueran monstruos de verdad, en lugar de sonidos reciclados de anteriores entregas y que se oyen tan mal.

 

Jugabilidad

Y ahora sí, comenzamos con el punto fuerte de la saga y por la que ha perdurado hasta aquí, aunque me temo que ni siquiera en este apartado Pokémon Escudo y Espada se libra de claroscuros. Para empezar, el mayor problema que nos vamos a encontrar con el juego es la dificultad, es demasiado fácil, incluso para los estándares de la saga. El rival se escogerá el Pokémon del tipo más débil al nuestro, además de qué él y los líderes de gimnasio nos avisarán de cuando hemos efectuado un ataque superefectivo o cuando hemos hecho un ataque crítico, como si los mensajes en pleno combate no fuesen lo suficientemente claros.

Pokémon Escudo 3

Efectivamente, los arquitectos de GameFreak no quisieron esforzarse mucho, no.

Otra de las facilidades que han puesto ha sido poner el PC prtátil, de esta manera tenemos siempre a mano para cambiar de Pokémon. Antes tenías la preocupación de si sobrevivirías con los Pokémons que llevabas, ahora ya no, desgraciadamente ahora te basta con cambiar de pokémon desde el pc cómodamente antes de cada combate dentro del gimnasio.

O incluso en una ruta en la que aún queda para llegar al siguiente centro Pokémon, con cambiar un Pokémon debilitado por otro sano del pc bastará para evitar que perdamos. Pero lo tenemos más fácil aún, el juego te permite acampar en cualquier sitio, en este campamento podremos preparar comidas que curarán a nuestro equipo por completo. Aparte de esto tenemos un modo Tamagotchi donde podremos jugar con nuestros Pokémons al igual que en las entregas de X e Y, pero tampoco es la gran cosa.

Por no hablar que en Pokémon Escudo si quieres una experiencia más «limpia», debes evitar hablar con la maytoría de NPCcs, ya que casi todos lo que hacen es darte objetos por doquier. Y como podréis intuir por el tono general que he usado al principio para hablar del juego, la dificultad en general de los combates es muy baja, aunque por el final de la historia los combates son con Pokémons de muy alto nivel, pero de qué sirve eso si tienes tantas facilidades además de la inherente por el sistema de tipos que arrastra desde siempre, que acaban entorpeciendo la experiencia demasiado.

En cuanto a las mecánicas en sí mismas de Pokémon Escudo, tenemos algunas que pasaremos a desglosar. Aunque las opciones de editar tu personaje no son gran cosa al principio cuando empezamos el juego, en la peluquería podremos cambiar el aspecto de nuestro personaje customizando el color de ojos y el pelo; pero el menú de la peluquería donde haremos estos cambios es un poco confuso y cargante si quieres cambiar a la opción anterior, haciéndonos pasar otra vez por las mismas preguntas si queremos cambiar solo un detalle del personaje cuando nos confirma si estamos seguros de haber terminado.

También podremos cambiar en la tienda de ropa nuestros atuendos, como son el pantalón, la camiseta, chaquetas, gafas, gorros, guantes y calcetines. Aunque las opciones de personalización están bien cubiertas en cuanto cantidad, la calidad de las mismas ya es otra historia. Las ropas tienen diseños anodinos, de aspecto muy genérico. Además, hay un conjunto que consigue cada vez que vences un gimnasio, pero aparte del cuestionable diseño, es un sinsentido que no te permitan cambiarte la ropa de combate de gimnasio por, al menos, uno de estos conjuntos.

Pokémon Escudo 4

Si le dais que no, a empezar las preguntas otra vez.

Tenemos que hablar del área silvestre de Pokémon Escudo. Esta zona es de mundo abierto, más o menos. Allí, a diferencia del resto de escenarios donde tenemos una cámara clásica acorde con el resto de la saga, aquí tenemos por primera vez una cámara libre. Anteriormente, la perspectiva cenital era básica para usar el mapeado y ocultar los objetos, que incitaban a la exploración y obtenías una recompensa, aquí simplemente los vas encontrando por el suelo. Eso claro si los ves, en el modo portátil es fácil que los dejes pasar, ya que no deja de ser un simple brillito en el suelo. Hubiéramos preferido que todo el juego fuese como los mapas clásicos.

En esta zona sólo encontraremos objetos, Pokémons y las zonas de Dynamax, denominadas incursiones. En estas zonas nos encontraremos con una moneda nueva que son los watios. Con estas monedas podremos conseguir diversos bonos en las tiendas dedicadas a la zona salvaje. Pero lo importante de las incursiones es que nos enfrentamos a un Pokémon Dynamax, que es un estado en el que el mismo se hace de tamaño enorme y provoca ataques de gran impacto y con animaciones espectaculares. Funciona de manera similar a las megaevoluciones de X y Y, sólo que aquí no te cambian el tipo de Pokémon, aunque hay algunos Pokémons en concreto que si cambian a unas formas determinadas y concretas, lo que se conoce como Gigamax.

Dispondremos de 10 turnos para atraparlo, tras lo cual nos saldrá una animación de que la tormenta Dynamax arrecia y nos tendremos que salir del combate. Sin embargo, podemos volver a intentarlo cuantas veces queramos, nos hubiera gustado que penalizara más al jugador, por ejemplo, esperando cierto tiempo después de haber fracasado, para de esa manera saber apreciar mejor la captura como la recompensa al esfuerzo.

Necesitaremos de la ayuda de compañeros para poder debilitarlo, como en este análisis hablamos solamente de la versión offline debemos decir que el juego nos lo proporciona en forma de NPCs, cada uno con su Pokémon particular. Como podréis sospechar, sus Pokémons no hacen gran cosa más allá de quitar daño por una inteligencia artificial mal planteada. En nuestro caso nosotros también podremos dinamaximizar a nuestros Pokémons, pero es importante hacerlo al primer turno para que los npcs no nos quiten la oportunidad de hacerlo, ya que ellos también tienen la disposición si nosotros no lo hacemos a la primera.

Debemos pensarnos bien que pokémon de nuestro equipo elegiremos para Dynamax, ya que sólo un Pokémon puede hacerlo, y sólo una vez. Este será el Pokémon que por norma general consiga hacerle más daño al enemigo gracias a la fuerza en los ataques que nos permite esta forma. A diferencia de las capturas normales, en este caso debemos eliminar al enemigo en lugar de sólo dejarle con poca vida. Y, a tenor de los combates que hemos tanteado, es imposible que la captura falle, lo cual tiene sentido después de todas las complicaciones que surgen para capturarlo.

Pokémon Escudo 5

Luego hay algo que tienen en común tanto las áreas normales como el área silvestre, y es el hecho que en esta ocasión los Pokémons aparecen en la hierba, perdiendo el factor aleatorio de desconocer que Pokémon nos saldrá y facilitando demasiado esquivar el contacto con los Pokémons salvajes. Sabemos que es una mecánica algo tediosa desde tiempos inmemorables, pero nos hubiese gustado que hubieran encontrado otro tipo de solución que no eliminara el factor aleatorio de no saber dónde te va a salir un Pokémon salvaje o qué tipo de criatura te aparecerá. Así ya no tiene gracia en la humilde opinión de este analista.

Ahora, al eliminar el componente de las MOs, Pokémon Escudo y Espada pierde su componente de exploración y aventura, el mapeado resulta demasiado accesible y lineal, dejándonos con una sensación de ir visitando decorados en lugar de ciudades y pueblos diferentes. De hecho, tenemos el equivalente a vuelo nada más empezar el juego con los taxis voladores protagonizados por Pokémons pájaro. Es algo que reduce mucho el incitar al jugador al explorar el mundo y un punto muy flaco como RPG.

Los Pokémons salvajes que nos iremos encontrando también han abandonado en muchas zonas el clásico de que su nivel varíe dependiendo de un nivel aproximado al que se presupone el jugador, en lugar de encontrarte con niveles en rangos prefijados dependiendo de adonde puedes acceder, nos encontramos con Pokémons con la mecánica de autolevel, es decir, el nivel se pone automáticamente del nivel de tus Pokémons, perdiendo por el camino la sensación de avance.

Es un cambio que creemos hubiese sido mejor no poner, pero el problema es que Pokémon Escudo y Espada está diseñado para ser lineal, por lo que limitarlo dependiendo de qué zonas puedas acceder dependiendo de las MOs ya no es posible (por no hablar de que ya no hay MOs como tal).

Además, muchos de los Pokémons de siempre no están, se han recortado casi a la mitad de los existentes, esto no sólo se carga el competitivo (en cuyo tema no entraremos), sino que además se carga las ilusiones de muchos jugadores al no poder disponer de sus Pokémons preferidos, si bien es verdad que con la cantidad que trae es más que suficiente para que funcione en sus mecánicas más básicas de RPG de atrapar monstruos.

Otra cosa que nos sobra el que el repartir experiencia de este juego no se pueda desactivar. Está muy bien poner algunas ayudas opcionales para los más neófitos, pero en el momento en que estas no son opcionales y son obligatorias repercuten en la experiencia de juego para mal en el caso del jugador más veterano. Repartir experiencia en este juego funciona dándole la misma experiencia a todos los Pokémons después de que incluso sólo haya sido uno el que haya combatido, como si con el resto de facilidades no fuera suficiente.

 

Conclusiones

En definitiva, Pokémon Escudo es un juego que cuenta con una base que sigue funcionado a día de hoy, atrapar Pokémons y vencer líderes de gimnasio sigue siendo entretenido y nos darán nuestras buenas horas de ocio, pero el empaque en el que viene es cutre y mal gestionado, además de absurdamente simplificado. Las excusas no sirven, en el mercado y sin salirnos de Switch hay juegos para todos los públicos que están mucho más cuidados, y merecen el gasto monetario antes que este juego.


Y hasta aquí este análisis de Pokémon Escudo y Espada por nuestro pacotero DrPingas_SgtKeroro. Si te ha gustado, te animamos a pasarte también por otros análisis del mismo autor que ya publicó en el Magazine.

¡Nos vemos en el foro!

Lo Mejor

- Atrapar Pokémons sigue siendo divertido.
- Algunos diseños de Pokémons son interesantes.
- Es muy entretenido vencer a los líderes de gimnasio hasta llegar a la liga.
- Hay diseños tipo anime de los NPCs y algunos personajes muy cucos.

Lo Peor

- El insufrible apartado técnico que desluce el apartado artístico del juego.
- Las ciudades y sus mapeados son muy pequeños.
- El juego es demasiado lineal.
- Dan demasiadas facilidades al jugador y algunas no se pueden desactivar.
- El recorte brutal que ha tenido perdiendo pokémons de otras entregas.
- La historia principal a veces resulta cargante incluso para ser pokémon.

Calificaciones
Nota del autor
Nota de los lectores
Califica aquí
Gráficos
4.0
5.2
Jugabilidad
5.0
5.4
Controles
7.0
5.4
Historia
5.0
2.7
Banda sonora
6.0
5.8
En resumen:

Un nuevo rpg de pokémon cuya campaña sólo disfrutarán los más permisivos con los errores de esta entrega. Entretenido el capturar y entrenar a tus pokémons, pero descuidando del resto de factores que lo rodean.

5.0
Total del autor
4.9
Total de los lectores
6calificaciones
Has calificado esto
¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
100%
De Pacoteros para Pacoteros.