Google Stadia: Todo lo que necesitas saber + novedades

por Bayonetta el 19 noviembre, 2019
Videojuegos
De moda
De moda

El gigante Google nos trae hoy su esperada plataforma “Google Stadia”. Al menos, para todos aquellos que hicieron pre-order meses atrás. Este servicio de streaming se anunció como una verdadera revolución para la industria de los videojuegos, aunque su panorama ha ido cambiando a lo largo del tiempo tras su presentación. Si no sabes del todo en qué consiste, te cuento a continuación todo lo que tienes que saber de ella, trayéndote información y datos objetivos.

Google Stadia

 

¿Qué es?

Como comentaba en el apartado anterior, Google Stadia llega como una nueva plataforma para jugadores en todo el mundo. Ofrece un servicio de streaming, semejante al que podemos ver ya en otras compañías, como ocurre con el PlayStation Now de Sony, pero con novedades muy interesantes. Con una pequeña suscripción al mes, cualquier persona puede acceder a su catálogo de juegos, que se irá ampliando con el tiempo. Bajo esta premisa busca Google democratizar el acceso a videojuegos, donde no importará qué sistema tenga cada jugador, puesto que su plataforma se encarga de eso. Este servicio de streaming supone que, siempre que el usuario tenga una conexión más o menos estable de Internet, podrá disfrutar de dicho catálogo sin más preocupaciones, en el que podemos ver títulos muy conocidos.

Google Stadia se lanza hoy bajo una suscripción de $9,99 / £8.99 / 9,99€ al mes (+ el dispositivo), y todos aquellos que tengan su pre-order hecho podrán acceder a su Founder’s Edition (Edición Fundador) desde Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Italia, España, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia. El resto de regiones del mundo irán obteniendo acceso, de manera escalonada, a lo largo de 2020. A día de hoy se necesita un dispositivo físico para poder acceder y jugar a su catálogo, pero, a lo largo de 2020, podremos disfrutar de Google Stadia en cualquier dispositivo como portátiles, tabletas, teléfonos móviles Pixel (propiedad de Google) y hasta SmartTVs.

Así siendo, y sin necesidad de un sistema de juego de precio elevado, o sin tener que comprar juego tras juego, la revolución que puede llegar a la industria de los videojuegos, y, sobre todo, a la comunidad de jugadores, es bastante obvia y palpable. Esta revolución debería comenzar a ejercer presión en la competencia y las otras compañías se tendrán que ponerse las pilas para mejorar el servicio a sus clientes. Situación de win-win, donde todos los jugadores salen ganando. O, al menos, esa es la teoría.

Este tema ha dado mucho de qué hablar, al punto en el cual hicimos varias publicaciones sobre los servicios de streaming, tanto en videojuegos como en Cine y Televisión. Por un lado, publiqué un artículo introductorio, haciendo un pequeño resumen de la situación actual sobre este tipo de servicios. Luego, nos juntamos varios pacoteros para hablar de este tema en un podcast, incluyendo comentarios que vosotros hicisteis en el foro a raíz del artículo anterior.

En el catálogo de juegos tenemos los siguientes títulos ya a día de hoy, lanzamiento de Google Stadia:

  1. Assassin’s Creed Odyssey
  2. Destiny 2: The Collection
  3. GYLT
  4. Just Dance 2020
  5. Kine
  6. Mortal Kombat 11
  7. Red Dead Redemption 2
  8. Rise of the Tomb Raider
  9. SAMURAI SHODOWN
  10. Tomb Raider: Definitive Edition
  11. Shadow of the Tomb Raider: Definitive Edition
  12. Thumper

Y con estas incorporaciones de ultimísima hora.

  1. Attack on Titan: Final Battle 2
  2. Farmin Simulator 2019
  3. Final Fantasy XV
  4. Football Manager 2020
  5. Grid 2019
  6. Metro Exodus
  7. NBA 2K20
  8. Rage 2
  9. Trials Rising
  10. Wolfenstein: Youngblood

Google Stadia vs Consolas

¿En qué ha resultado?

Con Google Stadia se esperaba, como comentaba anteriormente, una suerte de revolución del mundo de los videojuegos, con la que crear presión sobre las grandes compañías para cambiar al modelo del streaming y, al mismo tiempo, llegar pisando fuerte entre los jugadores más experimentados. Además de democratizar el acceso a los videojuegos, buscaban crear una red social a la altura del año en el que vivimos y de los tiempos venideros. Algo que se adaptase a lo que pide la gente, como se presentó el proyecto de Stadia.

Sin embargo, las primeras reacciones han llegado a los medios y digamos que… no todo es tan bonito como se habían soñado.

Comentarios como “Google Stadia no estaba preparada para su lanzamiento” o “Google Stadia no es para todos” dejan claro que ese sentimiento democrático y masivo se ha ido reduciendo con el paso de los días. Estos comentarios, por cierto, no son aislados ni pocos, aunque si es verdad que hay otro que los supera: “Google Stadia a veces es un desastre, y otras, una revelación”.

En rasgos generales de todo lo que he podido leer hasta el momento, Google Stadia es una buena idea, buscando asentar unas bases firmes para el desarrollo del streaming a nivel de videojuegos, más allá de lo que existe hasta el momento. Sin embargo, su ejecución es compleja, no por mal diseñada, sino porque hay que tener varios factores en cuenta la hora de lanzar un sistema como este:

  1. Basar un sistema única y exclusivamente en conexión a Internet significa depender, y mucho, de terceros ajenos a la propia Google como son proveedores de Internet. En muchas partes del mundo, Internet no es un sistema estable todavía, ni siquiera en el mapa al completo de países más desarrollados. Además existen posibles problemas derivados como problemas técnicos de estas instalaciones, cortes de servicio o hasta mal tiempo. Es por ello que la calidad de la imagen fluctúa altamente a lo largo del tiempo de uso de Stadia, así como peligrosas caídas de FPS en según qué momentos, dañando con severidad el disfrute de la misma, como puedes ver en este vídeo.
  2. La gente no está en absoluto acostumbrada a un servicio así. Google Stadia, aunque se ha hablado mucho de ella en cierto círculos, es algo totalmente desconocido para el grueso de los potenciales jugadores. Es por eso que, a día de hoy, el propio Google está plagado de artículos, propios y ajenos, que explican qué es su propia plataforma de streaming/gaming.
  3. El catálogo es reducido pero, sobre todo, carente de novedades. Todos los juegos que salen en Google Stadia, a día de hoy, ya han salido en otras plataformas, ya sean consolas (fijas o portátiles) o PC/Mac. Por supuesto, para alguien que no los haya tocado, pagar una suscripción de 10€ por mes y acceder a todos ellos se antoja muy positivo. Pero para los que conozcan esta plataforma y sean jugadores experimentados (problema nº2), estos juegos no suponen una llamada interesante por la cual dar su dinero.

Y, hablando de juegos, o más bien de su reducido catálogo, Google Stadia anunció hace apenas 2 días que éste se ampliaba, con un cambio de 12 a 22 juegos en total (como mencioné anteriormente en este mismo artículo). Este anuncio no se percibe tanto como un as en la manga con el que sorprender a los más recelosos, sino como un movimiento algo desesperado para mostrar que, en efecto, tienen juegos. Dentro de ese mismo catálogo hay algunos que, si bien sí son exclusivos de Google Stadia (por el momento) y, en definitiva, nuevos, no saldrán hasta 2020 (a excepción de Gylt).

Quizás este anuncio se haya hecho para contrarrestar otro que se hizo hace menos de 1 semana, y el cual dañaba seriamente la imagen de una plataforma se anunciaba como revolucionadora. Este anuncio se realizó durante un AMA en Reddit e indicaba que varias de las características más interesantes de la propia Google Stadia no estarían en su salida. Así pues, elementos como Stream Connect, State Share o Crowd Play (los cuales permiten jugar con otros jugadores y compartir tu experiencia), el sistema de logros, el uso de Chromecast Ultras para jugar juegos, compartir en familia, pases “de amigo”, o el propio mando de la Stadia (en ciertos casos) no están disponibles a día de hoy y no llegarán hasta el próximo año.

Es decir, a los problemas ya mencionados anteriormente, junto con las opiniones ya vertidas por personas que han podido probar Google Stadia antes de su lanzamiento hoy 10 de noviembre, tenemos que sumar un extraño comportamiento de marketing por parte de la propia Google, insinuando que, o bien el producto no estaba, en verdad, listo para ser lanzado, o sus promesas de revolución estaban vacías. Ambas opciones, en cualquier caso, no se antojan interesantes para los jugadores.

Por supuesto, cada persona decidirá por sí misma qué le parece Google Stadia, y si le gustaría sumarse a este proyecto (o ya lo ha hecho a través del Founder’s Edition). Yo apenas te traigo un resumen de la situación y los datos que tenemos disponibles.

Así que, dime, ¿qué te parece Google Stadia? ¿Crees que superarán estos problemas? ¿O te parece que son fallos lógicos en un producto tan novedoso y rompedor?

Déjame tus comentarios por aquí, estaré encantada de leerlos y de ver cómo continúa la conversación.

¡Nos vemos en el foro!

¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.