Reseña: Mario Kart Tour

por Rathalosk el 14 octubre, 2019
Videojuegos
Detalles
Género

Carreras de Karts

Creador/es

Nintendo

Después de más de un año desde que se anunciara al fin podemos disfrutar de Mario Kart Tour, el juego para móviles de la aclamada saga de Nintendo. Tras finalizar la primera temporada podemos finalmente escribir unas impresiones sobre qué tal está la primera incursión en móviles de las famosas carreras del fontanero. Antes que nada, decir que ésto no es un análisis, pues el juego aún tiene funciones por implementar además de que se le va añadiendo contenido con cada temporada.

Si algo debo decir, es que no tenía muchas esperanzas en esta versión para móviles de una de mis sagas favoritas. Había leído diversas impresiones de la beta y muchos de mis temores se han visto cumplidos. Sin embargo, Mario Kart Tour ha pasado a ser uno de los juegos que deben de estar sí o sí instalados en mi móvil. Tras jugarlo asiduamente durante esta primera temporada y principios de la segunda, me veo en la capacidad de escribir las impresiones que me ha dado este título de Nintendo.

 

Bonita carrocería

En cuanto al tema gráfico no hay nada que objetar: Mario Kart Tour luce muy bien y no sufre de caídas en FPS, todo muy fluido. Cada personaje tiene su animación de victoria propia y son lo suficientemente expresivos para un juego de estas características. Los circuitos anteriormente existentes se han respetado con sus atajos sin muchos cambios y los nuevos están llenos de detalles. En el apartado sonoro tampoco existen pegas. Cada circuito tiene su canción característica y los efectos de sonido son los ya emblemáticos de la saga.

Mario Kart Tour 1

 

Hora de pisar a fondo

Una vez vamos a ponernos al volante hay que tener en cuenta que es un juego de móvil para bien y para mal. Nintendo podría haber hecho un port de su juego en consola a móvil, con soporte para mandos y en horizontal, pero ha optado por una jugabilidad más simple y en vertical. Probablemente se deba a que en Japón juegan con una mano mientras que en la otra se agarran durante los trayectos en tren. También estos juegos son una especie de reclamo para que compren las versiones de consola. De una forma u otra, lo que en principio parecería complicado y molesto se convierte en algo que, tras un par de partidas, se vuelve muy natural. Deslizando el dedo hacia un lado giramos. Con un toque o deslizando el dedo arriba o abajo lanzamos un objeto, dependiendo de hacia dónde queremos hacerlo. Fácil, ¿no?

En Mario Kart Tour disponemos de dos modos de conducción: uno básico con el que sólo podremos girar, y otro avanzado con el que los giros los realizaremos mediante derrapes. Este último modo nos permite realizar miniturbos, por lo que es más ventajoso. Además disponemos de la posibilidad de utilizar el sensor de movimiento de nuestro móvil para girar. Por defecto vendrá activada la opción de «Volante inteligente», un tipo de dirección asistida que evitará que nos salgamos de pista (donde se permita) o que nos vayamos en una dirección equivocada. Si desactivamos esta opción podremos acortar pista sin necesidad de champiñones, pero también podemos salirnos y acabar muy ralentizados. 

Mario Kart Tour 2

Como mencioné antes, es un control que si bien al principio cuesta, luego se hace muy natural. Esto no hace que no esté exento de errores. Si empezamos a preparar el giro mientras estamos cayendo de un vuelo, el coche puede que empiece a girar hacia el sentido contrario. No suele ocurrir mucho pero cuando sucede es molesto. También se dan ocasiones en las que la capacidad de giro es limitada, con lo que nos iremos al extremo exterior de la pista, pudiendo salirnos o chocar dependiendo de la pista. Son cosas que seguramente se acaben puliendo.

 

Carrera a carrera

En cuanto al objetivo de Mario Kart Tour hay que cambiar el chip: lo importante ya no es ganar (aunque ayuda). El juego consiste en lograr la mayor puntuación posible dentro de un circuito para conseguir «maxiestrellas» con las que conseguiremos regalos. Estos puntos se consiguen según nuestra combinación piloto-coche-ala, además de con cualquiera de las diversas acciones que suceden en pista: miniturbos, impactar objetos contra rivales, saltos, vuelos… Todo esto para lograr ser el mejor de nuestra liga, cosa que detallaremos más adelante.

En cuanto a los objetos, si reunimos 3 objetos iguales al romper una caja obtendremos un furor. Con esto podremos conseguir una cantidad enorme de puntos, pues podremos lanzar el tipo de objeto que nos haya tocado sin parar durante un tiempo limitado además de ganar velocidad. Lo negativo es que depende bastante de la suerte, cosa que hará que tengamos que repetir numerosas veces una carrera para poder aprovecharlo.

Mario Kart Tour 3

El furor nos hará conseguir numerosos puntos

El juego consta de Copas, constituidas por tres carreras y un desafío. Tras finalizar una copa pasaremos a la siguiente, hasta que acabemos con todas las disponibles y debamos esperar cierto tiempo a que se liberen las siguientes. Aquí tenemos que cuestionar el sistema que utiliza Nintendo, tanto en este como en otros juegos suyos. Si por ejemplo, es lunes y la copa se libera el miércoles, el juego marcará que queda sólo 1 día. Cuando sea martes, dirá que quedan 24 horas. Es un sistema que ha causado bastante confusión y que no sabemos por qué sigue utilizándolo.

Una de las copas será especial, pues sobre ella tendremos un marcador de Liga. Es en esta copa en la que más debemos esforzarnos, pues la suma de puntos que logremos en ella se utilizará para marcar nuestra posición en el ranking. La Liga consta de 19 usuarios con los que competiremos por conseguir la máxima puntuación, con el objetivo de ascender hasta 3 ligas y conseguir la mayor recompensa posible. Cada liga dura una semana, tras lo que otra copa distinta se seleccionará como liga.

Las copas forman parte de una temporada, la cual dura dos semanas. Cada temporada se inspirará en una ciudad: la primera transcurre en Nueva York, mientras que la segunda y actual en Tokio. Durante la temporada dispondremos de diversas copas, personajes, vehículos y alas para obtener. Estos cambiarán de una temporada a otra.

Mario Kart Tour Desafíos

Algunos de los desafíos que podemos encontrar durante el juego

 

Pero… ¿y el multijugador?

Podremos medirnos con los amigos que tengamos agregados en un ranking aparte, cosa que engancha muchísimo y hará que nos piquemos bastante por tal de ser los mejores. Es ésto lo que nos lleva a dos aspectos negativos del juego. El primero, y menos leve, es que para jugar debemos crearnos una cuenta de Nintendo. Lo óptimo sería poder utilizar la cuenta de Google para poder iniciar sesión y guardar nuestros datos, pero como dijimos el objetivo de Nintendo con estos juegos es que compremos las versiones de consola, por lo que es normal que opten por esta opción.

Tendremos que escalar puntos en la liga para avanzar lo máximo posible

Lo que no es aceptable es que en pleno 2019, un juego cuyo fuerte es el competir con amigos, no tenga multijugador real. Los jugadores que vemos durante las carreras en copas son corredores con nombres de usuarios reales controlados por la máquina. Es una táctica que suelen usar diversos juegos, pero que en pleno 2019 una empresa como Nintendo recurra a esto es un gran punto negativo. Si nos vamos al menú veremos que hay una opción de Multijugador en gris, y si la seleccionamos nos advierten de que se implementará «en una futura versión del juego». Nintendo no se ha pronunciado sobre esto ni ha dado pistas de cuando se llevará a cabo.

La opción de multijugador aún no se encuentra disponible, ni hay fecha de cuando estará

Llegan los baches

En cuanto a contenido el juego viene bastante repleto. A fecha de hoy con la segunda temporada, el juego consta de: 34 pilotos, 32 vehículos y 20 alas. Contaremos también con 9 desafíos por temporada aparte de varios más fijos, que se van ampliando a medida que los completamos. Cada temporada consta de 16 copas, pero los circuitos de estas pueden repetirse. Aún así muchas de estas repeticiones constan de modificaciones que hacen que sea casi un trayecto nuevo, desde pistas invertidas hasta añadir numerosas infraestructuras de metal, rampas u obstáculos que hacen que sea totalmente diferente.

Cada piloto tiene una característica especial como lanzar dos Bob-ombs a la vez o lanzar tres bolas de fuego. También dependiendo del circuito podremos obtener de uno a tres objetos. El poder lanzar hasta tres objetos nos será muy útil para conseguir furores. Los vehículos nos proporcionarán una característica como prolongar los turbos o los saltos, y nos dará un bonus de puntos de acción dependiendo del circuito. Por último las alas nos ofrecen el obtener un objeto más fácilmente dándonos más puntos al usarlos, y una bonificación por combo además de que duren mucho más tiempo. La cantidad de esta bonificación variará dependiendo del circuito. Cada piloto, vehículo y ala constan de una rareza y una puntuación, la cual podremos subir realizando carreras o usando cupones.

Es en este apartado donde encontramos el gran problema del juego: los micropagos. Para conseguir un nuevo piloto, vehículo o ala hay que utilizar las monedas que obtenemos durante las carreras o una moneda premium: los rubíes. Hasta aquí todo normal, es como cualquier otro gacha. Lo preocupante viene cuando sólo podemos obtener durante las carreras 300 monedas al día. Lo más barato de la tienda vale 800 y cada día la tienda cambia su contenido. Si queremos más tendremos que recurrir a una opción llamada «Fiebre del Oro», sólo accesible mediante un cupón o pagando rubíes. Éstos rubíes los podemos obtener superando desafíos, o como recompensa diaria, pero la cantidad que se consigue es nimia comparada a la que se consigue pagando.

Las ofertas van desde los 2,29€ por 3 rubíes a los 135 (105 + 30 de regalo) por 74,99€. Además (y lo que es peor), se nos da la opción de suscribirnos a un «pase dorado». Sí, una suscripción en la cual por pagar 5,49€ al mes con la que obtendremos más premios durante las temporadas, más insignias, desafíos y además desbloquearemos la categoría de 200cc, inaccesible para usuarios que no paguen, además de otras recompensas. Esto es una absoluta guarrada de cara al usuario.

¿Se pueden ganar carreras sin esto? Por supuesto, sigue premiando la habilidad quitando la suerte que podamos tener con los objetos. ¿Se puede conseguir la mayor puntuación en el ranking mundial? La respuesta es negativa, los usuarios de pago cuentan con numerosas ventajas de las que no disponen los usuarios gratuitos. También conseguir altos puestos en el ranking depende mucho de la suerte con los furores. Nintendo «ha hecho un trompo» en este sentido con el juego.

 

Conclusión

¿Merece la pena jugar Mario Kart Tour? Sin dudarlo dos veces, sí. El juego es muy divertido y engancha con una facilidad abrumadora, sobretodo gracias al ranking de amigos con los que nos podremos picar por ser el mejor. Por otro lado, clama a gritos que se active de una vez el modo multijugador para llevar esto al siguiente nivel, pues una vez completamos todas las carreras con todas las maxiestrellas y desafíos, el juego tiene poco que ofrecer más allá de intentar ser el mejor en nuestra liga. Habrá que ver como evoluciona el juego durante sus próximas temporadas, pero el potencial está ahí. Si deseas encontrar a otros jugadores con los que comparar puntos o simplemente comentar el juego, te invitamos a participar en este hilo dentro del foro.

Y hasta aquí esta reseña de Mario Kart Tour y su primera temporada. Nos encantaría saber tus comentarios sobre el juego, la reseña y si te gustaría ver un nuevo texto de este estilo cuando termine la segunda temporada. Mientras tanto, ¿por qué no te pasas por el resto del Magazine? Hemos superado la increíble cifra de 200 publicaciones y no habría sido posible sin tu contenido ni tu ayuda.

¡Nos vemos en el foro!

¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
100%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.