Reseña: Sunless Sea

por LordMembrillo el 18 febrero, 2019
Videojuegos

Exploración…

La exploración está programada en nuestro cerebro. Si podemos ver el horizonte, queremos saber qué hay más allá.

Buzz Aldrin

La bendita curiosidad, como diría Einstein. La curiosidad fue la que empujó al hombre primitivo a salir de la sabana. La responsable de que aquel simiesco ser contaminara Eurasia con su prole, cruzara el estrecho de Bering y expandiera sus genes por América. La que empujó a los polinesios a aventurarse más allá del infinito mar aun sabiendo que quizá nunca volverían. La curiosidad. Y un poco el hambre también. Pero es la curiosidad lo que aún vive en todos los humanos, la fascinación de lo desconocido y la gloria inherente al descubrimiento lo que durante siglos ha impregnado todas las formas de arte. El videojuego, por supuesto, no ha sido menos.

Sunless Sea - Comparación Euro Track Simulator

De hecho, desde hace un tiempo, muchos desarrolladores aplican muy libertinamente la etiqueta Exploración. ¿Hay un ítem detrás de un árbol?; exploración. ¿Pasillo secreto con fotos del perro del director creativo?; exploración. ¿En lugar de un camino hay dos?; oh, eso sí que es exploración.

La mayoría de los juegos usan, unos mejor que otros, esa exploración «simplemente» (no quiero decir que sea cosa fácil ni demeritoria) como un elemento del diseño de escenarios. Recursos como la niebla de guerra o las atalayas son condiciones que se aplican directamente al mapa, sirviendo solo para poner limitaciones al jugador, invitarle a patearse la ciudad y no darle todo hecho. Bien, si se hace bien, y no se convierte en un trámite.

Claro, que siempre hay honrosas excepciones.

…jugable

Sunless Sea Sea of Statues

Sunless Sea transcurre en un mundo fantástico subterráneo post-apocalíptico steampunk gótico lovecraftiano. Voy a seguir antes de que a Pérez-Reverte le de una embolia.

Empezamos en Fallen London, y ese será nuestro cuartel general, al que volveremos continuamente, sobre todo al principio. Desde allí exploraremos el Underzee, el mar subterráneo que funcionará como escenario y trasfondo narrativo.

No voy a desvelar nada del lore, así que procedo a responder a tu pregunta: ¿y la turra de antes?

Verás, la mitad de Sunless Sea no es más que un juego de comercio. Antes de irte indignado, deja que lo desarrolle.

Sunless Sea Journal

Mientras otros juegos el objetivo es mercadear con productos, en Sunless Sea esos productos son experiencias. Lo que guardas en la «bodega» son informes de puertos que has descubierto, que puedes vender al volver a Fallen London, siendo más caro según su distancia.

Solo esto te invita a viajar, pero acabaría siendo cansino. Por eso, y porque somos marineros, son las historias que escuches, los monstruos que veas y las situaciones que vivas, las  que funcionan como moneda de cambio. Esto y los Secretos que hacen la labor de XP de toda la vida, hacen a Sunless Sea un juego DE exploración, con mayúsculas.

Los peros

Sunless Sea Story

Nadie es perfecto, porque viajar por el liso mar a oscuras puede llegar a aburrir. Potenciar la gestión, el rol y el combate hubiera aportado variedad jugable. Y lo del inglés, que no está traducido.

La otra mitad de Sunless Sea es básicamente una aventura conversacional. Todas las interacciones en los puertos son textuales, lo cual es prácticamente inevitable si tienes poco presupuesto y quieres enfocar el juego en la exploración, pero puede llegar a agotar, especialmente si no dominas el inglés.

Entonces…

Sí, no lo dudes. Si te gusta la exploración, Sunless Sea  es muy recomendable. Si compras juegos solo por eso, imprescindible. Y si no, y estás cansado de la misma combinación de géneros y piñum pañum, dale una oportunidad.

Comenta en nuestro foro qué te parece este juego, y no olvides darte una vuelta por nuestro Magazine😉

¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
100%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.