Análisis: Arc Rise Fantasia – El Tales of Graces de los combates por turnos

por Snivy el 8 febrero, 2019
Videojuegos

Arc Rise Fantasia es un juego del rol por turnos exclusivo de Nintendo Wii y desarrollado por Imagepooch y Marvelous Entertainment. Fue lanzado en Junio del año 2009, con Kenichi Yoshida, Takumi Miyazima y Kenichi Yoshida encargándose del diseño de personajes, trama y banda sonora respectivamente.

 

Arc Rise Fantasia 1

Salta a la vista que el motor gráfico está desfasado, pues Arc Rise Fantasia podría pasar sin problemas como un juego de Playstation 2 o Nintendo Gamecube (De hecho nos ofrece la posibilidad de jugar utilizando un mando de ésta última) sin florituras de ninguna clase en ninguno de sus apartados, cosa que compensa con un mapamundi, ciudades enormes repletas de “NPC’s” y mazmorras repletas puzzles.
Es posible que el nombre Takumi Miyazima resulte familiar a más de uno, pues fue la encargada de insuflar vida a las tramas de Tales of Symphonia y Tales of the Abyss.

Por desgracia, el juego parte de una premisa que reúne lo peor de cada casa: El personaje principal es un adolescente armado con una espada de proporciones ridículas y que forma parte de un ejército que se dedica a cazar dragones. Durante una de estas cacerías, Arc (pues así se llama el joven) y un dragón caen desde un barco volador a tierra firme. Por si esto no fuera ya bastante difícil de asimilar, se nos informa a continuación de que los dragones de Fulheim (el mundo del juego) estallan al morir. Esto no es una metáfora, sino que debe entenderse de modo literal. No obstante, el joven Arc es salvado por Ryfia, una especie de sacerdotisa que anula la explosión mediante una clase especial de magia.

A partir de ese momento el objetivo de Arc Rise Fantasia se convierte en regresar a casa e informar a los superiores de Arc de lo sucedido. Si bien la trama mejora con el paso del tiempo, presentándonos múltiples facciones, cada una con su religión, dios, planes y objetivos, eso no nos libra de tener que soportar entre diez y quince horas de una tormenta de tópicos aderezados con una presentación nefasta, pues el juego no dudará en lanzarnos una cantidad indigesta de elementos y términos que no se tomará la molestia de explicar en profundidad hasta que resulte imprescindible, dando lugar no solo a dicha tormenta de tópicos, sino también a unas primeras horas de lo más confusas. Por fortuna, disponemos de un glosario de términos que podemos consultar desde el menú si no hemos entendido o se nos ha olvidado algo. O ambas.

No es un juego que destaque por su historia, sobre todo si tenemos en cuenta que posee uno de los doblajes en inglés más infames de la historia de la humanidad. Arc Rise Fantasia también carece de audio dual, aunque podemos apagar las voces por completo en Opciones.

 

Arc Rise Fantasia 2

 

Donde sí destaca es en el apartado jugable (De ahí el título del análisis), pues cuenta con sistemas únicos que le dotan de personalidad propia.

En primer lugar, disponemos de una barra de puntos (AP) que determinan el número de acciones que podemos realizar cada turno. Cada acción (excepto huir) cuesta cierta cantidad de AP, así que nos tocará cómo gastarlos y quién queremos que los gaste. Por ejemplo, podemos usarlos todos entre nuestro espadachín y nuestro mago si queremos un turno enfocado a la ofensiva o total o usarlos todos con la curandera si necesitamos curar en masa. Al terminar cada turno se regenera una cantidad de los AP gastados, cantidad que depende de lo que hayamos hecho durante el turno en cuestión. Abusar de los ataques más potentes hará que se rellenen menos AP que si los gastamos en posicionarnos por el área de combate.

A este sistema se le añade una barra de SP que, junto a los AP, determina cuántos especiales podemos utilizar. Un sistema que recuerdo muchísimo al visto en sendos Tales of Xillia.

 

Arc Rise Fantasia 3

Por supuesto, también hace acto de presencia la magia, aunque en Arc Rise Fantasia funciona de una manera un tanto peculiar. Cada personaje cuenta con un orbe de múltiples huecos que se rellenan mediante esferas de colores.

Cada uno de estos colores se corresponde con un elemento y podemos combinarlos para conseguir elementos especiales como rayo, hielo, luz u oscuridad. Si nos equipamos con cuatro esferas de agua tendremos acceso a las magias de nivel 1 al 4, mientras que si nos ponemos dos de fuego y dos de tierra tendremos acceso a magias de nivel 1 y 2 de ambos elementos.

En Arc Rise Fantasia disponemos de un taller que combina dos tipos de moneda: Rico, el oro normal y corriente, y DP, unos puntos fijados a cada uno de los personajes y que no pueden ser aumentados de ninguna manera.

Este taller nos permite comprar más huecos para nuestro orbe, aumentar de modo artificial el nivel de las magias y lo más importante, comprar puntos mágicos (MP). El MP está limitado a nueve puntos por cada nivel mágico, siendo así una combinación de 9/9/9/9 lo máximo a lo que podemos aspirar. En combate cada hechizo cuesta uno o varios MP, los cuales solo regresan al dormir en posadas o en algunos puntos de guardado.

Así pues, podemos elegir entre gastar todo nuestro DP en aumentar el MP de las magias de nivel 1 o repartirlo entre los cuatro niveles dependiendo del rol especifico que queremos que ejerza el personaje en cuestión en ese momento. También podemos reiniciar el orbe por completo a cambio de un módico precio, opción nada despreciable si tenemos en cuenta que a medida que avanzamos en el juego nos topamos con esferas que otorgan magias de niveles 2,3 o 4 ocupando un único hueco.

Y cómo no, tampoco faltan las invocaciones.

Todos estos elementos (Ataques, especiales, magias e invocaciones) pueden combinarse para formar cadenas de golpes que apilen y multipliquen el daño. Combinaciones concretas de algunos ataques desatarán un devastador límite con los poderes de los hasta tres personajes que podemos tener en el campo de batalla (Cuatro si hay algún invitado entre el grupo).

 

Arc Rise Fantasia 4

Pero la cosa no se detiene ahí. El sistema de equipo  de Arc Rise Fantasia se aleja de cualquier cosa que haya visto antes en el género. Si bien las armaduras y accesorios funcionan mediante estadísticas como harían en cualquier otro juego de este tipo, las armas son harina de otro costal. Ninguna posee una ventaja estadística, sino que poseen diferentes habilidades representadas con la forma de piezas geométricas, también de colores.

Dichas habilidades se desbloquean consiguiendo WP (Weapon Points, puntos de arma) al final de cada combate, lo que nos permite sacar la pieza correspondiente (es decir, la habilidad en sí) y equiparlas en otra siempre y cuando su color no sea el negro, en cuyo caso será exclusiva de ese equipo para siempre.

Si bien los enemigos comunes no suponen un desafío siempre y cuando tengamos cuidado de no malgastar el MP del personaje equipado con los hechizos de sanación, cada jefe es único en su especie y nos obligará a pensar una estrategia concreta para avanzar. La pantalla de muerte hará acto desde el primer jefe, pues no será nada fácil tumbar a ninguno al primer intento y, de hacerlo, será por los pelos. Cada uno de estos combates requiere sacarse una carrera universitaria, pues debemos escoger piezas, hechizos y orbes que vamos a usar con sumo cuidado.

Esto puede ser una delicia para unos y un mar de frustración para otros, pues no faltan los enemigos capaces de matarnos de un hechizo o de petrificar a todo el grupo en un solo turno si no vamos preparados. El juego también cuenta con varios jefes “sorpresa” en momentos inesperados e incluso alguna mazmorra con un único punto de guardado en la entrada, por lo que conviene ir con cuidado y guardar a menudo.

Tampoco podemos pasar horas y horas subiendo de nivel pues cuanto más tengamos menos experiencia darán los enemigos. Si bien hay varios momentos en los que podemos acceder a zonas ajenas a la historia o regresar a lugares que han sido invadidos por enemigos nuevos, esto solo nos facilitará la vida un poco, pues no tardaremos más de dos o tres mazmorras en estar de nuevo a la par con nuestros rivales.

Arc Rise Fantasia ofrece una libertad desmedida a la hora de afrontar los combates, personalizar el grupo y diseñar estrategias, lo que hará la delicia de los nostálgicos del rol por turnos, siempre y cuando sean capaces de ignorar la nefasta primera impresión.

 

Arc Rise Fantasia 5

Comenta en nuestro foro qué te parece este juego, y no olvides darte una vuelta por nuestro Magazine. 😉

¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.