Análisis: Wolfenstein 2: The New Colossus

por onamu el 18 enero, 2019
Videojuegos
Item analizado

Análisis: Wolfenstein 2: The New Colossus

Autor

Hamburguesas de nazis, del McDonalds.

Bienvenidos de nuevos Pacoteros y Pacoteras a otro análisis amateur de un conforero, esta vez Wolfenstein 2: The New Colossus. No habiendo jugado a uno desde Return to Castle Wolfenstein (el cual en su momento me encantó), me encuentro ante una segunda parte. Si bien gracias al cielo, el terrible y complicado argumento se explica en una cinemática antes de comenzar, parece que no presenta problemas para el novato.

La versión que he jugado ha sido la de Switch, como siempre en mis análisis. Esperad un análisis entretenido, no uno técnico ya que no soy experto y por la red encontraréis cientos. Aquí podréis disfrutar de la opinión amena (espero) de un compañero, espero que os guste.

Jugabilidad.

Nos encontramos un FPS bastante típico, con buena dosis de gore y con poco más destacable.  100% tiros, nada de puzzles nada de exploración (no podemos contar buscar los coleccionables como exploración)…lo cual no es malo necesariamente, claro.

Wolfenstein 2: The New Colossus 1

El gunplay de Wolfenstein 2: The New Colossus es bueno, las armas tienen buen ajuste entre precisión y retroceso, el sonido es muy satisfactorio (PUM PUM de calité), el impacto en los enemigos es notorio y la movilidad está bien conseguida; aunque no llega a ser excelente. A destacar el sistema de doble arma que nos permite combinar cualquiera de la «enorme» variedad de la que disponemos (seis). Al inventario total podemos sumar otras 4 que son temporales (las recogemos del enemigo pero no las podemos guardar indefinidamente).

El sistema dual de Wolfenstein 2: The New Colossus da mucho interés y es bastante divertido, y en la opinión de este escritor, quita absolutamente toda la necesidad de llevar sólo una.  Es decir, al llevar dos armas lo que perdemos es la capacidad de apuntar desde la mirilla (perdemos precisión)  y ganamos mucha potencia de fuego. Combinado con el hecho de que durante todo el juego nos encontramos con cantidades ingentes de munición, al llevar doble equipo lo que perdemos en precisión queda eclipsado, ya que ¿qué necesidad hay de apuntar bien cuando podemos convertirnos en una tormenta de balas, y de estas hay a raudales? No es necesariamente un punto muy negativo, pero si la cantidad de munición en la aventura estuviera más ajustada, tendría mucho más sentido el usar un arma (ganando precisión) o dos (ganando potencia de fuego) dependiendo de la situación.

Siguiendo con el mismo tema, nuestro arsenal es increíblemente genérico. Para un juego en la que los Nazis usan artefactos místicos y nos enseñan super-tecnología, encontrarse con una pistola corriente, 2 fusiles, una escopeta y un lanza-granadas…es cuanto menos decepcionante. La única un poco más interesante es el rayo desintegrador. En este aspecto podrían haber aprendido de DOOM, que aunque tiene armas de aspecto terrenal, sus modificaciones les dan un punto nuevo. O entrando en otra saga de realidad alternativa: la saga Resistance cuenta con un arsenal increíblemente interesante. Aquí tenemos las de Call Of Duty.

Wolfenstein 2: The New Colossus 2

Wolfenstein 2: The New Colossus cuenta con un sistema de sigilo que funciona suficientemente bien para un shooter como este.  En ciertos puntos del mapa nos encontraremos con comandantes capaces de accionar alarmas,  que si  se encienden aumentan la cantidad de enemigos considerablemente. La única forma de pararla es matando al susodicho, momento en el cual el nivel se convierte en un «run and gun» en el que encontrar al comandante será nuestra prioridad.

En cuanto al diseño de niveles, los mapas son muy pero que muy lineales, no hay posibilidad de perderse o de llegar al punto Y por distintos caminos. Al menos los escenarios son abiertos por lo que tendremos espacios grandes y con muchas coberturas necesarias. Recordando DOOM, donde los mapas eran realmente explorables uno se pregunta, ¿qué nos aporta hoy día mapeados TAN lineales?.

A partir de cierto punto de la aventura, podremos optar por hasta 3 modificaciones que nos permitirán nuevos movimientos, aumentando la agilidad del juego y cambiando la jugabilidad. En teoría esta sería una gran idea pero a la hora de la verdad no está bien implementada y ofrece muy pocos alicientes para usar las nuevas capacidades. En vez de conseguir que nuestras posibilidades se multipliquen, sólo se obtiene una sensación artificial para que tengamos que hacer uso de las modificaciones forzosamente. Bastante mal implementadas cuando hablamos de la mecánica jugable de exploración pero medianamente bien implementadas para los tiroteos. Se puede hacer mucho más.

Wolfenstein 2: The New Colossus 3

Visual/Gráficos.

Tecnológicamente no tengo mucho que decir, Wolfenstein 2: The New Colossus es bastante decente pero no es un prodigio. El port de Switch es asombroso para la consola y se juega muy fluído, las texturas cargan bien etc… a quien le importa mi opinión sobre esto.

Artísticamente este Wolfenstein tiene un estilo entre steampunk e industrial, con problema de que todos los escenarios son prácticamente idénticos; a pesar de ponernos en escenarios realmente interesantes sobre el papel. Wolfenstein 2: The New Colossus 4Las localizaciones acaban siendo demasiado parecidas entre ellas y el estilo  cubre todo de tal forma que homogeneiza todo lo que se ve, dándole un toque repetitivo y gris. De nuevo, se puede pedir más sobretodo cuando estamos ante una temática tan explosiva: Nazis retrofuturistas con super tecnología. En este aspecto podríamos fijarnos en juegos como Borderlands 2 por ejemplo, donde tenemos también mucha temática industrial pero cada escenario tiene su propia personalidad fuertemente destacada.

En cuanto al diseño de personajes, vehículos, enemigos etc., todos tienen un buen carisma y los diseños son genuinamente buenos, pero como en el punto anterior todo es muy repetitivo. Los 5 o 6 tipos de soldados son iguales pero con más o menos piezas de armadura. Teniendo una imaginería de prótesis robóticas se podría haber explotado el diseño mucho más para dar enemigos más interesantes a nivel visual y jugable.

Argumento.

La trama en la aventura de Wolfenstein 2: The New Colossus es lo de menos, y te lo dejan claro, es una escusa para matar. El problema viene cuando en determinados momentos se toma a sí mismo demasiado en serio, queriendo dar más profundidad (tenemos varios niveles en los que no disparamos y nos dedicamos sólo a hablar con personajes o explorar nuestro submarino). Mientras que en otros momentos nos señala, con un humor muy negro bastante acertado, que esto va de «killing fuckin’ nazis». 

Wolfenstein 2: The New Colossus 5

El conjunto queda confuso por tanto, ya que a veces parece que si debes prestar atención y otras puedes desconectar. Eso si, gracias a este buen cachondeo irreverente nos encontramos con escenas desternillantes e impactantes que se quedan en la retina. Mención especial a la gran actuación de W.J. Blazkowicz por conseguir el papel.

Banda Sonora

Wolfenstein 2: The New Colossus 6

Contenido extra/Otros

A parte del modo historia, que nos dura unas 11-12 horas, en Wolfenstein 2: The New Colossus tenemos una cantidad ingente de coleccionables de todo tipo. Y con ingente quiero decir que deja en ridículo a las palomas de GTA IV pero no llega a los kologs de Breath of the Wild. Para un juego pasillero significa que en los mapeados llenos de mierda encontrarás varios escondidos en zonas bastante poco accesibles. Bastante retante encontrarlos todos, pero ¿divertido?

Los coleccionables se dividen en entradas de diario, grabaciones, postales, cartas y periódicos para leer durante el juego que si aportan información interesantes. Nos ayudan a conocer el mundo nazi mejor y le dan más interés y profundidad al lore. Un buen añadido.

Por último, las misiones de asesinato de uberkomandos. Estas consisten en, previo desbloqueo con un minijuego poco inspirado y destruye-retinas, repetir los escenarios ya visitados para matar a comandantes. Estos asesinatos si se plantean interesantes, ya que por lo general son más difíciles que los niveles «vanilla» y en caso de morir se empieza desde cero. Sin embargo no generan ninguna recompensa, a parte de destruir nazis que no es poco.

Wolfenstein 2: The New Colossus 7

Conclusión

Wolfenstein 2: The New Colossus es desde luego entretenido. Sobre todo por su  humor negro, personajes carismáticos y un gunplay sólido, aunque poco innovador, por tanto no va a aburrir a nadie. Sin embargo  se le puede, y se le debería, exigir más. Mecánicas jugables más pulidas (las modificaciones corporales) o argumento mejor narrado ya que le dan suficiente relevancia para tenerlo en cuenta. Podemos pedir un diseño de niveles bastante más elaborado, o  tal vez un arte más llamativo. Y podemos pedir más contenido en forma de arsenal o misiones secundarias con mayor interés.

La  continuación de la aventura de Blazkowicz se queda algo coja, no lo suficiente para decepcionar. Pero tampoco se quedará grabado en vuestra retina.

Comenta en nuestro foro qué te parece este juego, y no olvides darte una vuelta por nuestro Magazine. 😉

Lo Mejor

- Gunplay sólido.
- Humor negro bastante bueno.
- "Killin' natsis"

Lo Peor

- En general, cojo en gameplay, argumento, banda sonora, contenido y diseño de niveles. Y diseño en general. Ah y no es muy largo.
- No es DOOM.

Calificaciones
Nota del autor
Nota de los lectores
Califica aquí
Gráficos
6.5
Jugabilidad
6.5
Controles
6.5
Historia
6.5
6.5
Total del autor
Total de los lectores
Has calificado esto
¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.