Análisis: Mario Kart 8 Deluxe

por Josh_Cell el 16 noviembre, 2018
Videojuegos
Item analizado

Análisis: Mario Kart 8 Deluxe

Autor

La mona vestida de seda

Mario Kart puede presumir de ser una de las sub-sagas de Mario más longevas y exitosas de la historia. Después de ocho entregas, su reputación está fuera de toda duda, pero eso no le ha librado de críticas. Con «8«, Nintendo le dio una vuelta de tuerca que la saga ya venía necesitando, y Mario Kart 8 Deluxe para Switch recopila todo el contenido que se publicó en Wii U en un único juego. Entra y descubre la versión definitiva del último título de carreras de Mario.

Cambio de paradigma

La primera revelación de Mario Kart 8 nos mostró cual era el siguiente paso evolutivo de la saga. Después Mario Kart 8 Deluxe 2de adaptarse a otros terrenos como el aire o el agua, llegaba el turno de desafiar a la gravedad. Circuitos con subidas en rasante, boca abajo, por las paredes… Las posibilidades que ofrecía la nueva incorporación jugable eran muy jugosas, y no solo para los jugadores. Los diseños de los circuitos han sido los principales afectados de esta nueva orientación. El elenco de circuitos ahora es mucho más retorcido y estrambótico que nunca. Entre tirabuzones, saltos, curvas cerradas, atajos y caminos alternativos… Las posibilidades para el diseño de circuitos eran mayores que nunca.

Los nuevos trazados originales que se han creado para la ocasión aprovechan a tope esta nueva posibilidad. En este Mario Kart 8 Deluxe se reúnen algunos de los mejores trazados de la saga. Inspirados por la antigravedad, en Nintendo han puesto toda la carne en el asador en su apartado audiovisual. Volvemos a tener entornos sacados del mundo de Mario, y reconocibles a simple vista, pero con la posibilidad de desafiar los límites «lógicos» como ocurría en su día con Super Mario Galaxy. Los distintos escenarios se sienten muy vivos, llenos de detalles, y con el colorido característico de Mario.

Mario Kart 8 Deluxe 3

Pero algo que también llama la atención para bien es la adaptación de circuitos clásicos a esta nueva regla. Muchos de ellos también aprovechan el uso de la antigravedad para modernizar sus diseños, conservando la identidad del original. Algunos como los clásicos de SNES no lo hacen, pero la evolución es impactante gracias a las nuevas tecnologías. Además, esta versión Deluxe reúne todos los trazados que se lanzaron por DLC en Wii U. Eso hace un total de 48 circuitos, además de 8 arenas de batalla. Entre los circuitos, también tenemos algunos ruteros que no transcurren en trazados cerrados.Mario Kart 8 Deluxe 4

Este es el primer Mario Kart que se atreve a integrar otras sagas de Nintendo ajenas al mundo de Mario. Tendremos circuitos de Zelda, Animal Crossing o F-Zero entre otros. En el caso del último mencionado, lo considero un justo tributo al que es el inspirador de este nuevo Mario Kart. En total, la cantidad (y calidad) de los circuitos, junto a su nueva mecánica, es algo de lo que Mario Kart 8 Deluxe puede presumir. También destacar una banda sonora muy interesante. Muchos temas se han grabado en clave de jazz, blues… estilos poco dados a esta clase de juegos. La recomposición de viejos temas dan un nuevo aire a las versiones modernas de sus correspondientes circuitos bastante agradable.

Caos descontrolado

Mario Kart es para la mayoría sinónimo de diversión, locura y amistades rotas. Su gran baza ha sido aunar la velocidad más accesible con la lucha de posición «a conchazo limpio». También se ha hecho hincapié en el control y en el dominio de este para poder tomar con éxito las curvas más cerradas. Técnicas como las acrobacias, los derrapes extra largos o el empleo de atajos, se mantienen y expanden en esta entrega. Al tiempo, la locura con los objetos se mantiene como ha venido siendo la tónica general desde hace bastantes años.Mario Kart 8 Deluxe 5

25 tipos de items distintos para desatar el descontrol a tu paso, ¿suena bien? Sobre el papel es fantástico, pero en la práctica ha desatado algunas inconformidades entre los aficionados. ¿No son las carreras de Mario Kart un tanto abusivas con los jugadores? Ciertamente, lo pueden llegar a ser más de lo que le conviene a la saga. La raíz de uno de los problemas más cacareados está en la gran cantidad de objetos que podemos recolectar en una vuelta, y que en Mario Kart 8 Deluxe no se ha resuelto. De hecho, cuando tenemos la posibilidad de almacenar hasta dos objetos distintos y recoger dos a la vez, es peor.

Lo cierto es que Mario Kart 8 es un título de contrastes, sobre todo si juegas las copas en solitario. Las categorías 50cc y 100cc son ridículamente sencillas, pero de ahí para arriba la cosa cambia. Cuando la derrota en una carrera viene de un combo de caparazones en la última curva, y se vuelve una tendencia reiterativa, sabes que hay algo en el diseño jugable que falla, y que lleva fallando mucho tiempo.

Mario Kart 8 Deluxe 6La diversión se torna frustración, y lo que es peor: no sientes recompensa por TUS logros. Mario Kart 8 Deluxe hace que el empleo del «drifting» sea una necesidad en categorías altas, y depurar tu técnica requiere práctica. Cuando la recompensa por una carrera perfecta es un caparazón azul en tu culo, no existe la diversión. Antaño, este item era raro, y si salía en alguna carrera, era algo especial. Ahora es rara la carrera que no te golpee uno de estos, si no varios.

Esto es algo que Nintendo y parte de la afición no parece querer reparar. ¿Para qué si vendes millones? La fórmula debe estar funcionando, ¿no? La realidad es que cuando sacar la mejor puntuación en una copa depende más de la suerte que de tu pericia, no importa como lo maquilles. Algo va mal. Quizás nos hemos acostumbrado a que la norma sea tener hasta cinco puntos de recogida de objetos por vuelta. Tal vez hemos normalizado cínicamente que el machacar al contrincante sea parte del ADN de estas carreras. No digo que no…, pero se ha ido de las manos. En el momento en el que algo se vuelve injusto, pierde parte de su encanto.

Quizás solo bastaría con reducir el ratio de objetos por vuelta. Eso evitaría tener que aguantar combos de caparazones en el último segundo. Quizás así Mario Kart sería algo más que la especie de Battle Royale sobre ruedas que a veces es. De ese modo, hacer acrobacias o derrapar tendría más valor. Hoy por hoy, «solo» te ayudan a colocarte primero, pero no a mantenerte. Acabar primero es más cuestión de suerte, que te toquen objetos con los que cubrirte, y rezar. La parte «combat racing» fagocita las carreras en si, y esto hace años que deberían haberlo sabido controlar.

Sin abandonar lo básicoMario Kart 8 Deluxe 7

Entre los modos de juego de Mario Kart 8 encontramos las copas, con un total de doce. Las batallas donde jugar en múltiples modos de juego contra otros jugadores. Las opciones de carreras libres que tienen opción por equipos y personalización. El clásico modo contrarreloj, con marcas a batir y comparativa de tiempos. Y por supuesto el modo on-line donde jugar con otros jugadores del planeta. En las batallas tenemos modos clásicos como reventar globos de los rivales o recoger monedas. Con hasta cinco modos distintos, algunos como Patrulla Piraña ofrecen alternativas interesantes, y hacen que sea más rico y variado el conjunto.Mario Kart 8 Deluxe 8

No puede negarse que son modos sólidos, que unido a la gran cantidad de circuitos, da para bastante juego. Sin embargo, Mario Kart 8 se mueve en un terreno de excesiva confort. Las modalidades son clásicas y conservadoras hasta decir basta. Carecemos de pruebas especiales de eventos, modos alternativos en carreras, un modo historia o aventura… Un título de la competencia de hace casi dos décadas, como fue Crash Team Racing, era más imaginativo en esto. Es inevitable pensar que Mario Kart se ha quedado estancado en su propia comodidad.

Como digo, los modos que hay son buenos, sólidos, y gustarán a quienes busquen cierta tradición. Sin embargo, no me cuesta imaginar opciones alternativas que habrían dado más vidilla al título, sobre todo a las carreras. ¿Que tal un modo eliminación? ¿O un «stock car» donde acumules puntos a medida que atacas a los rivales? Alternativas que no sean únicamente llegar primero, y además casan con esa naturaleza caótica donde se revuelca Mario Kart. Por fin, habría opciones donde atacar a destajo a los rivales sería una meta, y no una acción de oportunismo.

Por otro lado, y enfocándonos en los vehículos, hay bastantes opciones de personalización. Volvemos a tener karts, motos o hasta quads, y podemos personalizarlos con ruedas, carrocerías, ala deltas… Las distintas partes tienen diferentes atributos que inciden en el peso, la conducción, la aceleración… Encontrar tu vehículo, tu personaje, y tu estilo será cuestión de probar y experimentar a medida que desbloqueas más partes. Estas opciones hacen que, al contrario que en otros aspectos del juego, los vehículos resulten variados y profundos.

Mario Kart 8 Deluxe 9

No hay paso adelante

Desde que salió en Wii U, he leído un sinfín de veces que Mario Kart 8 era el paso adelante que necesitaba la saga. Yo no veo ese paso adelante. Yo veo el mismo concepto que pude ver en MK Wii, con una vuelta de tuerca en diseño y jugabilidad. ¿Esa vuelta de tuerca marca la diferencia? No. Es el necesario para no parecer exactamente el mismo juego pero con mejores valores de producción. Al margen de esto, sigue cayendo en los mismos vicios y en el mismo conservadurismo.Mario Kart 8 Deluxe 10

¿Esto significa que Mario Kart 8 Deluxe es un mal juego? En absoluto. Es simplemente un juego más en la saga, ni más ni menos. Cuenta con una cantidad de circuitos y grandes opciones de personalización en vehículos. Tiene un gran diseño audiovisual y mantiene el colorido y carisma de la saga y sus protagonistas. Sus modos de juego, aunque básicos, siguen siendo efectivos y perfectos para jugar en compañía. En general el «gamefeel» es bastante bueno, accesible, marca de la casa. Sin embargo eso no me parece realmente extraordinario, sino más bien lo menos que podía esperar.Mario Kart 8 Deluxe 11

Estancamiento es una palabra que define a esta saga. Demasiado confortable como para ofrecer una propuesta más arriesgada, más alternativas, expandir sus posibilidades… Eso unido a su recalcitrante manía de abusar de los objetos y hacer de cada carrera el Vietnam. Recoger un elemento definitorio de una de tus sagas moribundas, y exportarla, no lo hace todo, Nintendo. Precisamente aquella saga moribunda llegó a incorporar modos historia. Llegó incluso a añadir editores de circuitos. Aquella saga ya permitía personalizar vehículos a cachos y tenía modos de eliminación… Y encima era, por encima de todo, una saga donde contaba la habilidad, no la suerte. ¿Por qué no recuperaste de su cadáver todo aquello también, Nintendo? Quizás de esa forma sí tendría el grandísimo Mario Kart que esperaba. El cacareado punto de inflexión que no lo es. Solo un buen juego, competente, accesible, entretenido…, y yo creo que ya.

Comenta en nuestro foro qué te parece este juego, y no olvides darte una vuelta por nuestro Magazine. 😉

Lo Mejor

- Gran cantidad de circuitos y personalización de vehículos.
- La incorporación de la antigravedad sienta bien al diseño de los nuevos y viejos trazados.
- Jugabilidad directa, accesible y entretenida. Marca de la casa.
- Audiovisualmente es vibrante gracias a su colorido, música, y su apartado artístico.

Lo Peor

- La saga sigue insistiendo en atiborrar de objetos y determinar con ellos el resultado de las carreras.
- La ausencia de modos más innovadores, ambiciosos, distintos de lo habitual...
- La sensación de que, quitando la antigravedad, es solo otro Mario Kart. Uno más en la lista.

Calificaciones
Nota del autor
Nota de los lectores
Califica aquí
Gráficos
7.0
8.5
Jugabilidad
7.0
4.0
Controles
7.0
9.0
Historia
7.0
7.6
7.0
Total del autor
7.3
Total de los lectores
2calificaciones
Has calificado esto
¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.