Análisis: The Witcher III: Wild Hunt

por MaKaan en 25 octubre, 2018
Videojuegos
Item Reviewed

Análisis: The Witcher III: Wild Hunt

Autor

El bautismo de CD Projekt como una de las desarrolladoras más importantes de la industria culminó en Mayo de 2015 con la salida al mercado de The Witcher 3: Wild Hunt. ¿Quién podría imaginar años antes que la empresa polaca estaría hoy codeándose en reputación y expectación con gigantes como Rockstar Games o Naughty Dog?

The Witcher 3 1

Y no solo como desarrolladora. CD Projekt es creadora y dueña de la plataforma de distribución digital GOG (Good Old Games); servicio que originariamente nació con la intención de facilitar la obtención de videojuegos de PC antiguos, pero que poco a poco ha ido creciendo y añadiendo mucho más catálogo, tanto de videojuegos antiguos como actuales, incluidos algunos Triple A. Desde hace poco cuenta también con su propio cliente de juego: GOG Galaxy. ¿Será dentro de unos años una alternativa sólida a Steam? ¿Ya lo es?. Todo ello sumado a la política DRM y DLC Free que se predica desde Varsovia, sin duda hacen de CD Projekt el modelo de empresa de videojuegos a seguir por todos.

The Witcher 3 3

Andrzej Sapkowski amenazando con demandarte por unos derechos de autor que ya tienes

The Witcher 3: Wild Hunt es la tercera entrega de la trilogía de videojuegos basada en la saga literaria de Geralt de Rivia; del escritor polaco Andrzej Sapkowski. Nació en 2002 con The Witcher y continuó con The Witcher 2: Assassins of Kings en 2011; precuela directa del título de este análisis donde tomamos algunas decisiones que influencian directamente en eventos de The Witcher 3, por lo que tenemos la opción de usar una partida de la segunda parte de la saga The Witcher que tengamos guardada o también la de simular dichas decisiones en cierto punto temprano de la trama en caso de que no dispongamos de dicha partida guardada.

En esta tercera entrega volvemos a ponernos en la piel del conocido brujo de la escuela del lobo, Geralt de Rivia, en una de las mayores aventuras de todos los tiempos. Nuestro objetivo será encontrar a nuestra ‘ahijada’, Cirilla Fiona Elen Riannon, o Ciri para los amigos; antes de que la Wild Hunt o ‘Cacería Salvaje’ lo haga antes que nosotros. Pero no estaremos siempre solos para realizar dicha tarea. Contaremos con la ayuda de viejos conocidos y amigos, así como algunos nuevos que encontraremos a lo largo de nuestra aventura.

Una serie de pistas nos llevaran en una larga travesía a investigar desde la desolada y miserable Velen, en el antiguo reino de Temeria, ahora ocupado por Nilfgaard; pasando por las estrechas y bulliciosas calles de la ciudad libre de Novigrado; así como las verdes y fértiles praderas de alrededor en Redania, el último gran reino independiente del Norte y principal opositor al Imperio Nilfgaard; hasta llegar a las heladas costas y vírgenes bosques del archipiélago de islas Skellige, repartidas y gobernadas por clanes de guerreros, piratas y saqueadores que solo se acercan al continente para el pillaje.

The Witcher 3 5

Velen, Novigrado, Skellige y Huerto Blanco

A pesar de la urgencia que pueda suponer que estén persiguiendo a tu ‘ahijada’, The Witcher 3 ofrece gran cantidad de tareas secundarias que realizar aparte de la cadena de misiones principales; como suele ser la norma en los RPG de mundo abierto, pero con una peculiaridad: En TW3 no hay encuentros o eventos aleatorios. Si ocurre algún suceso en algún sitio o momento es porque los desarrolladores han querido que esté ahí y así han querido que ocurra. Toda misión secundaria tiene su trama individual, por sencilla que sea, y por lo tanto nunca habrá dos iguales; y hay una enorme cantidad de ellas repartidas por centenares de localizaciones alrededor de algunos de los mapas más grandes de los videojuegos, los cuales podremos recorrer sin tiempos de carga ninguno.

Hablamos de la friolera cantidad de más de 300 misiones y tareas en total que podemos hacer. Todas ellas con un inicio y desenlace específicos; nada genérico. Un aparentemente simple contrato de caza de un monstruo puede acabar en algo totalmente distinto. Una frase en un dialogo puede desencadenar o cambiar radicalmente otra misión. Como dije, cada misión es única y no se repite dos veces. Personalmente en mi última partida de la edición GOTY, me llevó unas 180 horas terminar el juego y sus expansiones con casi todas las misiones principales y secundarias completadas. Pero no busqué tesoros, no busqué coleccionables, no hice todas las tareas, no fabriqué todos los sets de las distintas escuelas de brujo, etc. Y puede que todavía me haya dejado alguna misión sin encontrar.

JUGABILIDAD

El principal punto débil o criticable de este Witcher y donde más golpes ha recibido y recibe, la jugabilidad. The Witcher 3: Wild Hunt es un RPG de mundo abierto en tercera persona. A pesar de que hubo un gigantesco salto significativo en jugabilidad con respecto a la segunda entrega de la saga, como este a su vez lo fue del primero; el control de Geralt a veces puede resulta algo tosco y lo resulta aún más a lomos de Sardinilla, la yegua y montura de Geralt; sobre todo en lugares estrechos o accidentados. A destacar negativamente lo saltos, aunque tampoco podemos exigirle los saltos de un plataformas a un RPG de mundo abierto y no se nos exigirá mucho usar el recurso del salto tampoco. En general el control y movimiento de Geralt no supondrá casi nunca ningún impedimento al gameplay normal del juego ni estropeará la experiencia.

El combate se ha simplificado con respecto a The Witcher 2 a cambio de una mejor estética. Es una delicia visual ver a Geralt haciendo piruetas y ‘bailar’ de un enemigo a otro mientras va enlazando golpes rápidos, pesados y contraataques. En parte, como muchísimos otros juegos, bebe de las bases que sentó el Batman Arkham de Rocksteady en 2011. Por desgracia, a pesar de lo espectacular a nivel visual que resulte este tipo de combate, conlleva cierto grado ‘casualización’. En el caso de The Witcher 3 decimos adiós a la preparación meticulosa antes del combate que teníamos en la segunda entrega. Un brujo ante un combate más o menos complicado debe tomarse su tiempo en beber sus brebajes y pociones, aceitar su espada y meditar.

En The Witcher 2 había que pensárselo dos veces antes entrar a partirse la cara y pensarse cada movimiento a realizar. Sentarse en el suelo, crear y beberse un par de pociones y usar las señales correctamente podían suponer la diferencia entre ganar o morir. En esta tercera entrega se ha apostado por un combate más rápido debido a un mayor número de enemigos y un mundo infinitamente más grande. Hacer todo el proceso mencionado antes podría resultar bastante tedioso en esta tercera entrega.

Los movimientos de combate son ataque ligero, fuerte, bloqueo, contraataque, esquive y un segundo esquive más ancho. Se echa en falta una mayor importancia de los artilugios en combate como la ballesta o las bombas. Especialmente la ballesta que salvo para derribar al suelo monstruos voladores, no sirve para nada más realmente. En la primera expansión, Hearts of Stone, se añade la posibilidad de encantar nuestro armamento y con esto se consigue añadir un poquito más de variedad al combate por sus nuevos efectos.

Las señales son en lo que realmente nos apoyaremos: Aard (aire), Igni (fuego), Yrden (relantización), Quen (escudo), Axii (hipnosis). Algunos enemigos serán más vulnerables a algunos elementos y señales que otras, y cada una de las señales tiene un ‘modo secundario’ que desbloquearemos desde el árbol de habilidades gastando puntos de habilidad, igual que los ataques ligero y fuerte de la espada, que también cuenta con un ‘modo secundario’ que usaremos manteniendo pulsado su botón correspondiente y siempre que tengamos stamina. Mención especial a Axii ya que también tiene una función fuera del combate. En ciertas conversaciones puede actuar como segunda o tercera vía en la toma de decisiones y conseguir superar algún obstáculo diplomático sin tener que aflojar el bolsillo o la funda de la espada.

The Witcher 3 8

En Hearts of Stone se añadieron las mutaciones

The Witcher 3 usa un sistema de niveles y experiencia con el que vamos gastando los puntos que nos dan al subir de nivel en distintos árboles de habilidades, divididos en combate, alquimia, señales y habilidades generales. Solo hay un límite de espacios en los que activar las habilidades que queramos, por lo que no podremos aprovechar todas al mismo tiempo.

También aunque en un comienzo no había escalado de nivel, finalmente CDPR decidió incluir la opción tras un parche y gracias a ello evitamos situaciones ridículas como que podamos combatir un cíclople con cierta facilidad pero un par de enanos matones en un callejón nos tumbe de un golpe. Para quién no conozca qué es el escalado de nivel, consiste en que todos los enemigos que estén por debajo de tu nivel, si activas la opción, estarán a tú nivel pero los de mayor nivel que tú seguirá estando por encima de ti.

The Witcher 3 9

Acumulación de materiales por el excesivo loot

Pasemos al inventario. La cantidad de loot de The Witcher 3 es increíblemente absurda para la poca utilidad que se le da. A las pocas horas lo más seguro es que nos encontremos con el inventario lleno de materiales que aunque algunos sirven para crear artilugios como las bombas y pociones, y otros para crear armamento, al poco tiempo tendremos el inventario lleno de cosas que no usaremos nunca. Hago especial hincapié en esto ya que las armas y armaduras, aunque te encuentres una espada o un jubón cada cinco minutos y alguno por muy feo que sea te pueda echar un cable en el early game; una vez empieces a equiparte los sets de brujo o especiales como el de Temeria al principio, no querrás ponerte otra cosa, sea por los atributos o por la estética.

Por otro lado las pociones y bombas solo se crean una vez y necesitarás los materiales una vez, ya que una vez meditas, estos se vuelven a rellenar automáticamente. Como dato curioso, podemos usar hachas o incluso martillos como armas, pero el movimiento es exactamente el mismo que con una espada normal y corriente, por lo que, salvo un incremente de daño base puntual respecto a tu arma actual, es un añadido un poco sin sentido. Aun quejándome, esto es como con la comida; mejor que sobre a que falte en el plato.

GRÁFICOS

Analizar este apartado con palabras no es lo mejor, así que no entraré mucho en detalles. La ambientación del mundo es realmente inmersiva en impresionante. Influenciado por paisajes de la Europa del este y nórdica, las zonas se diferencian claramente tanto visual como sonoramente. Claro ejemplo la frontera y el paso entre Velen; tierra devastada por la guerra, pobre, triste; frente a los campos de Redania llenos de cultivos donde la guerra todavía no ha dejado su huella. Skellige nos recuerda a tierra de vikingos y está claramente influenciada por dicha cultura nórdica. Mención aparte el ducado de Toussaint en Nilfgaard, que visitamos en la segunda expansión, Blood and Wine, después de los acontecimientos del juego original, de un aire ya más ‘mediterraneo’ y colorido. Contrapuesto radicalmente a los paisajes de los Reinos del Norte. 

Si desde luego hay algo de elogio en el apartado gráfico, es sin duda el espectacular trabajo que han hecho en CDPR con las animaciones faciales, creadas completamente a mano. No hay ni un gesto mal hecho o cantoso. Todo está completamente bien realizado correctamente y resaltan de la manera más natural, y eso en un videojuego de este tamaño es sin duda algo que tenía que resaltar en este análisis y que todo el mundo debe saber. Muy buen trabajo.

En cuanto a rendimiento, a estas alturas (2018) no debe haber ningún problema. En PC incluso los de algunos años atrás a 2015 podrán jugarlo a 1080p 30fps sin ningún esfuerzo. Lo dice alguien que lo movía de salida con una 670 de 2012 a más de 40fps en ajustes Alto-Medio.

SONIDO

Magistral. Qué mejor para acompañar tamaña cantidad de horas en esta larga travesía por varias y distintas localizaciones que una también una enorme y variada banda sonora de la mano del compositor Marcin Przybyłowicz, el cual ya mostró su talento en la segunda entrega. Inspirada en la música folclórica europea, la banda sonora es uno de los pilares principales sobre el que se sustenta la ambientación de The Witcher 3. Es otro apartado difícil de analizar con palabras. Yo llevo desde 2015 hasta hoy con la melodía de Kaer Morhen metida en la cabeza y unos cuantos temas más que no se olvidan y dejan huella después de tantas horas.

Este Witcher no viene doblado al castellano pero sí en un excelente inglés. Voces muy carismáticas y ligadas a personajes igual de carismáticos. Fáciles de identificar cuando suenan. Un grandísimo acierto con la elección de voces y de nuevo un grandísimo trabajo en el que infinitas líneas de texto quedan plasmadas en un doblaje exquisito.

¿DONDE ESTÁ LA OBRA MAESTRA?

Yo creo que muchos conocemos ya de sobra qué es The Witcher 3: Wild Hunt y qué es lo que representa. Estamos ante uno de los mejores juegos que se han hecho jamás y por ahora, el más premiado de la historia. En este análisis me he centrado en analizar sobre todo los puntos más negativos de la jugabilidad y algunas mecánicas que es donde flaquea un poco y se puede analizar de manera más objetiva. Pero The Witcher 3: Wild Hunt no está ahí:

Está en la trama y como se cuenta y muestra.

Está en la aventura y cómo se vive.

Está en el mundo.

Está en Geralt, el viaje que hacemos con él, como nos vamos conociendo y amoldando a su carácter.

Está en los personajes, todos. Principales y secundarios. Desde Ciri hasta la señora que se dejó la sartén en su casa y nos pide que se la traigamos de vuelta. Todos tienen su papel y función.

Está en ese primer combate con el grifo.

Está en esa conversación con El Barón Sanguinario frente a la chimenea.

Está en las decisiones. En elegir entre el mal menor o lo que uno cree justo. En decidir el destino de personas, comunidades enteras o incluso cosas más grandes.

Está en las ‘damas del bosque’.

Está en la primera vez que cruzas la entrada del puerto de Novigrado y  el puente de Oxenfurt.

Está en escuchar el soundtrack de Skellige mientras cabalgas entre por sus fiordos y montañas nevadas.

Está en Kaer Morhen.

Está en el Gwent.

Está en los cientos libros y escritos del lore que podemos leer.

Está en una torre llena de ratones.

Está en una borrachera con los amigos.

Está en coger o no una rosa.

Está en una boda.

Está en la familia von Everec y el hombre de cristal.

Está en los paisajes de cuento de hadas de Toussaint y Beauclair.

Está en todos esos tantísimos detalles, diálogos, escenas… que es imposible de analizar o explicar. Está en ese trabajazo y ganas que le puso CDPR para sacar esta obra adelante. Solo queda dar las gracias, muchas gracias por darnos la oportunidad de vivir esta gran aventura. La mayor aventura jamás jugada.

The Witcher 3 12

Próxima parada… 2077.

Comenta en nuestro foro qué te parece este juego, y no olvides darte una vuelta por nuestro Magazine. 😉

Lo Mejor

- Mundo enorme
- Gran variedad y calidad de misiones
- Excelente plantel de personajes
- Banda sonora
- 2 expansiones
- Mods

Lo Peor

- Control algo impreciso a veces

Calificaciones
Nota del autor
Nota de los lectores
Califica aquí
Gráficos
9.5
9.8
Jugabilidad
9.5
9.5
Controles
9.5
9.5
Historia
9.5
10
9.5
Total del autor
9.7
Total de los lectores
1calificación
Has calificado esto
¿Qué te parece?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
Meh...
0%
Triste
0%
&/$&%?*
0%
De Pacoteros para Pacoteros.