Reseña: Monster Hunter Generations Ultimate

por onamu el 17 octubre, 2018
Videojuegos

Monster Hunter debería llamarse Monster Fighter.

Esta reseña la hago desde el punto de vista de un novato en la saga. Voy a hablar en concreto del último juego de la saga: Monster Hunter Generations Ultimate, versión extendida del que salió en 3DS. Daré mis opiniones, impresiones de gameplay e ideas sobre el juego.

La esencia de Monster Hunter en una imagen…de Skyrim

¿Dónde estamos exactamente?

Monster Hunter es un juego ARPG, donde el componente A se acerca levemente a niveles hack and slash. Nuestro personaje tendrá a su disposición múltiples recursos para despachar a los enemigos, múltiples tipos de armas con jugabilidades TOTALMENTE distintas, estilos de combate que cambian totalmente tus estrategias, habilidades que dan otra capa más de profundidad a tu estilo de jugar y múltiples objetos consumibles en combate que te darán una ayuda extra que en casos será hasta imprescindible.

En esta entrega en concreto nos encontramos literalmente con cientos de monstruos distintos, muchos de los cuales son realmente distintos y no versiones de otros (que también los hay) con los que habrá que aplicar estrategias distintas. Machacarlos y con sus restos hacernos equipo mejor. Repetir una y otra vez, una y otra vez.

¿Qué tiene para que enganche esta saga?

Sinceramente, al ver esta premisa no parece muy atractiva al menos para mí.De hecho, cuando probé la infame demo pensé que era una castaña milonga, pero gracias a que en howlongtobeat.com vi que era un juego con una duración y contenido desmesurado y que quería ahorrar dinero en juegos pensé que valdría la pena darle una oportunidad, comprar un juego que puede durar muchísimo y a campeonar.

El combate descompensado es el pan de cada día. Tu eres David por supuesto.

Esta saga enganchará porque es una versión perfecta del típico pequeño caballero enfrentándose al enorme dragón. Tú estás en desventaja, siempre, y muy fuertemente en desventaja. Sí, sí, tienes pociones, tienes un par de gatos que ayudan bastante, tienes un montón de objetos… Tienes internet para ver sus debilidades y estrategias, pero en el combate eres LENTO (incluso con las armas más ágiles), tardas la vida entera en consumir cualquier objeto (gracias, gracias de verdad, armadura de Tigrex) y no puedes hacer movimientos “cancel”. Más te vale estar seguro de querer hacer ese ataque potente maldito bastardo, porque si no… lo vas a pagar caro.

 

¿Y que tiene el monstruo? Básicamente el dominio absoluto de la situación. Es mucho más fuerte que tú, es SIEMPRE increíblemente rápido y  ágil (da igual que tenga pinta de ser una cebolla con patas), contará con 200 tipos de ataques distintos y tiene ese bonito toque en la IA que hace que pueda estar un buen rato atacando a tus gatos. Pero en el momento que decidas usar una poción te va lanzar tremenda golpisa, no lo dudes. El monstruo es físicamente muy, muy, muy superior a ti, por lo que te sentirás como en la lucha de David contra Goliat. Y aquí está el quid de la cuestión: ¿Qué puede haber más satisfactorio que reventar la cabeza a un pedazo de engendro con alas, que lanza fuego, tiene veneno, garras y dientes enormes y más pinchos que un gastrobar de San Sebastián? Pues reventar la cabeza a dos de estos engendros.

La épica de los combates es lo que le da fácilmente el 90% de vida al juego. Joder, ¿una misión en la que enfrentarse a dos dragones a la vez, y les haces morder el polvo? Sí, señor, ahí me tienes. Y aunque es cierto que, al menos en los niveles fáciles, no hace falta una estrategia desmesurada y específica para cada monstruo, conocerse sus patrones de ataques es vital para los retos de verdad (como la arena de combate) si quieres salir victorioso. Es un juego donde para mí gana mucho en las misiones online… sin jugar online. Estas misiones son algo más difíciles y jugarlas solo le da la puta vida a los combates, donde cada poción que gastas cuenta a tope. Igual con la ya mencionada arena, para mí lo más divertido, donde el equipo es predefinido y por tanto nunca tienes ni una pizca de ventaja.

En resumen, lo que a mí me ha enganchado ha sido ese in crescendo de epicidad, cuando tras terminar con un monstruo hay otro más temible esperando con ataques y estrategias distintas a la vuelta de la esquina.

Demasiados monstruos con aspecto de reptil/dragón, sí. Pero los diseños están bastante bien.

 

¿Qué caza ni qué niño muerto?

Y aquí el por qué del título. ¿Realmente estamos cazando? Bueno, sí puedes capturarlos y sí, los matas… que al final es algo que se hace en la caza. Pero el juego en realidad consiste en moverte por el mapa hasta encontrar a Mr. Monstruo de turno y de ahí en adelante partirte la cara con él.

Cuando yo pienso en caza pienso en que podían haber aprovechado mecánicas jugables que ya tienen, a unos niveles más interesantes.

¿Por qué no hay verdadero rastreo de monstruos? Si piensas en caza es típico pensar en rastrear a tu presa, pero aquí vas como pollo sin cabeza hasta que te lo topas de frente, le lanzas una bola de pintura y se acabó. ¿Soy el único que opina que un sistema de rastreo habría sido interesante de verdad? Sobre todo cuando el monstruo huye en mitad del combate, podía meterse un sistema de pisadas, de olor, de rastros de sangre por ejemplo.

Resultado de imagen de Monster Hunter Generation Ultimate gif

¿Como vas a perder a este mostrenco de vista?

 

Luego, la captura de monstruo. Tal como está planteada en el juego, es llanamente una mierda. Cuando el monstruo está debilitado le das a un botón, mágicamente sale un agujero en el suelo y cuando cae le lanzas 2 bolas, fuera. Eso señores es una mierda de captura. ¿Qué me imagino yo? Pues por ejemplo que a un monstruo volador haya sí o sí que dañar las 2 alas para que no pueda huir, y luego hacer un sistema para preparar y montar una trampa pero de verdad.

Es decir, que haya que ponerlas en puntos estratégicos concretos (como sitios estrechos) y que cuando el monstruo esté herido y a punto de caramelo haya que guiarle hasta allí. Antes de esto tendrías que haber preparado una trampa en, por ejemplo 3 partes (dependiendo del nivel del monstruo) en las que haya primero que inmovilizarle su parte más peligrosa (la cola o las garras) con un tipo de trampa, y una vez está medio inmovilizado, haya que activar otra trampa para inmovilizarle otra parte del cuerpo, o cegarle, o paralizarle, y finalmente hacerle caer la jaula o abrir el agujero. Por último lanzar los tranquilizantes. 

Es decir, una trampa compleja en varias partes donde haya que sincronizar y colocar cada parte para atrapar al monstruo. Además esto creo que daría mucha vida al sistema cooperativo en el que cada uno tendría que hacerse cargo de una parte de la trampa. Me parecería mucho más interesante, aunque el diseño jugable habría que verlo en directo claro…que escrito es muy fácil.

Nosotros realmente no cazamos monstruos en Monster Hunter, si no que luchamos contra ellos y fuera. Por eso debería llamarse Monster Fighter.

Podemos concluir por tanto, que Monster Hunter es una saga orientada a las batallas épicas contra enormes criaturas, algunas de las cuales podrán incluirse entre tus experiencias más satisfactorias como jugador. Si buscas un juego que te ofrezca una gran cantidad de contenido, algo distinto en cuanto a acción se refiere y te encantan las «batallas finales» en los videojuegos, aquí tendrás todos los elementos que buscas. Difícilmente se te olvidará tu primer enfrentamiento contra un Shagaru Magala.

Comenta en nuestro foro qué te parece este juego, y no olvides darte una vuelta por nuestro Magazine. 😉

¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.