Análisis: Xenoblade 2 – I LIKE YOUR ATTITUDE

por cuantico el 22 septiembre, 2018
Videojuegos
NOTA IMPORTANTE: Quiero que quede claro de cara al lector que no soy un gran asiduo ni fan de los JRPG (tampoco es que me disgusten, por supuesto) y que escribo este análisis recién finalizado el juego, de modo que no voy a comentar mucho todo el contenido endgame ni voy a compararlo con los juegos previos por no haberlos jugado. Me parece justo que sepáis mi perfil como jugador para ver si es o no similar al vuestro y si mi opinión os parece válida.

Vamos al lío. Desarrollado por Monolith soft para el primer año de Switch Xenoblade 2 nos pone en la piel de un chavalín llamado Rex, que vive a lomos de un Titán pequeñito y que trabaja como buceador obteniendo tesoros. Por cosas de la vida acaba siendo el piloto de una blade llamada Pyra (los blades son una forma de vida “artificial” que nacen de unos cristales y quedan vinculados a la persona que los despertó) y metido en un lío de cuidado en el que tiene que salvar el mundo. Un JRPG de estos que asustan por la cantidad de cosas que hay en pantalla , mecánicas de juego y menús pero que en realidad es bastante accesible . Vamos por partes:

HISTORIA Y NARRATIVA

El universo de Xenoblade 2 se nos plantea es muy interesante. En Alrest no hay tierra ni océano, sino un gran mar de nubes sobre los que flotamos así como unas criaturas llamadas titanes en la que los cuales la humanidad y las distintas razas existentes viven (se puede cultivar y todo en su espalda, son enormes y llenos de vida). Donde 2 grandes reinos (cada uno en un titán) están en guerra fría, armándose para un conflicto inminente. Además, la mecánica de los blades, que al morir ellos o su piloto vuelven a ser cristales y olvidan todos sus recuerdos al volver a nacer, causa unos cuantos dilemas morales y son un filón dramático.

La mejor forma de clasificar Xenoblade 2 sería un shônen. Una historia juvenil de aventuras donde un grupo de gente dispar se acaba uniendo por pirulas de la vida a salvar el mundo contra un villano muy poderoso y donde estos distintos reinos y sus gentes acaban interviniendo en la trama. Resulta en muchos de los clichés típicos del género, pero el carisma de ciertos personajes y situaciones personalmente me ha tenido enganchado hasta el final y muy contento con el resultado .

No desvelaré todos los personajes o villanos porque algunos se consiguen bien avanzada la historia y no es cuestión de spoilear pero, como decía antes, es cierto que no estoy muy contento con todos ellos. En concreto creo que Rex, el protagonista de Xenoblade 2, es bastante cliché “mal” . Es un Naruto de la vida pero sin sal. Todo el mundo lo quiere y resulta muy influyente en los demás pero luce forzado. Casi parece que sea el motor del grupo por gracia divina. Naruto (por seguir el ejemplo) las ha pasado putas durante la serie, ha crecido, madurado y aprendido un huevo sobre la guerra y la pérdida y cuando llega el momento de soltar un discursito en las temporadas Pre-Pain transmite y emociona pero Rex… Pues ahí está. Dice un “todos palante, la humanidad se merece otra oportunidad” y la gente empieza a alabar su espíritu como quien admira a una fregona. Y de igual forma Pyra es una waifu (normal o tsundere) que pese a ser una de las blades más importantes del mundo, tener un profundo pasado y una importancia de la ostia parece que esté ahí solo para que me enamore locamente de ella. Es una lástima porque otros personajes (como Nia, que me ha encantado) o viven el ser los alivios cómicos o tienen una personalidad más marcada, peculiar e interesante.

En cuanto a narrativa continúa un esquema clásico. Las conversaciones poco importantes se tendrán por bocadillos de texto con personajes estáticos o con un par de animaciones mientras las importantes las tendremos con cinemáticas bastante largas e irregulares. Algunas sí que están muy bien llevadas y con momentos de acción espectaculares pero en otras veremos como los personajes se mueven de manera robótica y repiten una y otra vez las mismas animaciones (en esta ocasión doblados en inglés o en japonés según nuestra elección). Es comprensible que este no sea un triple AAA con muchísimo presupuesto detrás pero estos fallos se notan.

DISEÑO ARTÍSTICO Y SONORO

En este Xenoblade, la banda sonora es sublime, sin más. Aquí os pongo unos cuantos ejemplos para amenizar el análisis:

Hay unas 7 horas de BSO, con variaciones para el día, la noche o el tipo de combate que estemos teniendo.

El apartado técnico del juego no es muy competente. Hay texturas planas de vez en cuando, popping, texturas que tardan en cargar, cosas evanescentes caras, a veces algo de… ¿ghosting?, Borrosidad marcada en modo portátil… Es un juego de la gen pasada y se nota. Ahora bien el diseño artístico de este Xenoblade suple todas estas carencias. Los diferentes titanes (es decir, los escenarios) tienen diseños muy diferenciados, hermosos y en ocasiones muy originales. De igual forma con algunos monstruos y criaturas que los pueblan.

Los diseños de los personajes y blades toman un estilo que no es cell shading pero sí muy anime, con ropajes muy coloridos que son fácilmente diferenciables. Quizás se ha pecado un poco de exceso de Fan Service con las blades femeninas (la mayoría de blades son waifus de una forma u otra, incluso alguna loli que da mal rollo) pero vamos, que el nivel es altísimo. Eso sí… La parte final me pareció terrible por motivos personales.

JUGABILIDAD Y MUNDO

Combate : Saber como se juega a Xenoblade viendo vídeos es jodido. Hay demasiadas cosas en pantalla, muchos indicadores y barras. Los compañeros de tu party actúan por su cuenta salvo X instrucción que les des… Por mucho que intimide eso en realidad es bastante más sencillo de lo que parece y el juego no se muestra al 100% hasta aproximadamente las 25 horas, momento en el que casi desaparecen los tutoriales. Voy más o menos a tratar de explicarlo:

Controlaremos a uno de los 3 personajes del equipo (el que queramos), que llevará asignado 3 blades como máximo. Cada blade tiene un arma diferente (muchos tienen la misma, no os preocupéis) y esas armas tendrán una serie de ARTES. Además cada blade tendrá un elemento (fuego, tierra, luz…) y se pueden intercambiar en cualquier momento de la batalla. Para realizar esas artes tendremos que realizar ataques automáticos a un enemigo estando cerca de él. Cuantas más artes utilicemos antes podremos utilizar un ataque ESPECIAL. Si desencadenamos varios especiales en un orden concreto dependiendo de su elemento se hará un COMBO ELEMENTAL, que hará mucho más daño y colocará a nuestro enemigo un orbe.

Una vez nuestro enemigo tenga varios orbes podremos realizar un ATAQUE EN GRUPO pulsando un botón, donde nos saldrá un minijuego de piedra papel o tijera elemental y que hará el máximo daño posible. Esta sería la clave para derrotar bosses, pero habrá pocos enemigos normales que nos hagan llegar a este punto.

Esto sería lo básico, luego hay otras pequeñas mecánicas, como realizar en un cierto orden para derribar al enemigo y darle un golpe devastador llamado TUNDA, algunas artes hacen más daño en según que condiciones (estar detrás de un monstruo por ejemplo) o que si estamos mucho tiempo cerca de nuestro blade y realizando acciones nuestra afinidad con él aumenta, hace más daño y tiene un ESPECIAL extra.

Xenoblade 2 3

Sí, el combate tiene “muchas cositas”, pero insisto en que Xenoblade 2 nos lo explica muy bien y añade cada una de las cosas que menciono atrás poco a poco a lo largo de las primeras 25 horas (al principio se puede hacer un poco pesado al tener poco donde maniobrar). Finalmente tendremos un juego que acaba siendo casi un juego de ritmo, donde siempre estaremos haciendo ataques especiales buscando el mejor orden para maximizar el daño y acabar antes el combate (que suelen ser bastante largos).

Mundo: Tenemos un montón de titanes y lugares que visitar dentro de los mismos. Un capazo de misiones secundarias (que aunque algunas intentan contar una historia, lo sencillo de las mismas, la repetición de objetivos tipo farmeo y la ausencia de cinemáticas las hacen muy olvidables), minijuegos, lugares de buceo o recolección donde obtener materiales, conversaciones especiales y monstruos únicos (mini jefes que se encuentran en el mapa y que son opcionales). Además al realizar estas acciones en cada titán nos subirá nuestra afinidad con sus gentes y se nos desbloquearán aún más misiones que hacer y objetos que comprar en las tiendas (tiendas que podremos comprar además, montando un preocupante modelo monopolista).

Además de esto tendremos las propias misiones de los blades. Subir de nivel a estos compañeros también nos llevará a pequeñas misiones como “mata X veces a tal bicho”, “realiza X ataques especiales” o auténticas misiones secundarias con su propia historia… Haciendo que haya una sensación de recompensa continua. Nunca nos faltarán los pequeños objetivos con los que separarnos del camino principal y entretenernos un buen número de horas.

Los propios blades tendrán habilidades que usar en el mapa (como si fuesen los Tríos de Kingdom hearts pero más complejos). Al necesitar por ejemplo 5 de cerrajería, 4 de cultura antigua y 2 de salto para abrir un cofre tendremos que devanarnos un poco los sesos al poder tener solo unos 10 blades en total para cumplir todos esos requisitos (esto era un poco pesado, a decir verdad).

Es importante distinguir entre los blades normales (cuyos diseños son robóticos y uniformes) con los blades de diseño único , mucho más difíciles de mejorar pero con mejores habilidades y normalmente con una misión secundaria tocha para cada uno. Estos blades se obtienen o de misiones secundarias o simplemente teniendo suerte al abrir un cristal que nos encontremos por ahí (típicas mecánicas “gacha”).

Mejoras: En este Xenoblade hay 3 roles disponibles (ataque, sanación y tanque) al que pertenecerá cada blade (será mejor darle los de X rol al personaje que sabemos que mejores stats tiene en ese aspecto), objetos con los que equipar a dicho blade, chips que darle para que sus armas sean mejores en esto o en aquello, objetos para nuestros personajes principales, mejoras para los blades, mejoras para nuestro personaje, mejoras de las armas… Una locura de submenús y objetos que acaba siendo caótico. Los jugadores más dedicados podrán echarle sus buenos ratos a escoger lo mejor de cada y hacer estrategias perfectas, los jugadores casuales podrán apañarlo cada X tiempo, dejándolo apañado de la forma más optima a su manera de jugar y subir de nivel en las posadas si se atascan mucho y no les apetece farmear.

Bueno, viendo ya en perspectiva todo lo que os he dicho arriba. Xenoblade 2 está hasta arriba de contenido y cosas que hacer y farmear (y me he dejado algunas como el Tiger Tiger o las misiones de mercenarios) y por mucho que asuste insisto en que todo es muy lógico y comprensible una vez estemos dentro. No estamos ante una curva de dificultad a lo Crussader King. Todo acaba funcionando muy bien aunque quizás muchas veces no sepamos si estamos yendo bien porque el juego es sencillo o porque el buen rato que le hemos echado al menú ha servido para algo.

Eso sí, los combates en acantilados estrechos son BASURA INJUSTA al poder uno de nuestros compañeros caerse de la manera más tonta (o nosotros mismos ante un ataque sorpresa enemigo que nos empuje unos pocos metros) e impredecible. Aunque es cierto que se puede usar en contra también de los enemigos son varios los minibosses que se me han tirado por un risco y me han negado todo ese looteo (que también puede caerse, por cierto).

CONCLUSIONES

Xenoblade 2 es una aventura épica muy bien ejecutada, hasta arriba de contenido y mecánicas que pueden abrumar desde fuera pero que son sencillas de dominar gracias a su buena curva de enseñanza y el enganche que produce su sistema de recompensas continuas. Una historia que, pese a lo genérico y soso del protagonista, consigue mantenernos en vilo hasta el final y cuyo humor tonto saca más de una sonrisa. Se le nota la falta de presupuesto en algunos sitios y abusa a veces del farmeo de actividades pero mantiene en general un nivel alto en todos sus aspectos. Con una duración que puede oscilar entre las 60 y 100 horas en completar el título dependiendo de cuanto nos desviemos y un montón de contenido endgame (así como un modo NG+) es una recomendada compra para todos los poseedores de Switch.

¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.