Análisis: Rise of the Tomb Raider

por Josh_Cell el 13 septiembre, 2018
Videojuegos
Item analizado

Análisis: Rise of the Tomb Raider

Autor

¿Estás listo para la llegada de Shadow of the Tomb Raider? ¡Perfecto! Pero antes quizás te interese darte una vuelta por la anterior aventura de Lara Croft. Rise of the Tomb Raider sigue la estela del reboot de 2013 tanto argumentalmente como jugable. Descubre aquí por qué debería interesante este título antes de ponerte manos a la obra con Shadow.

Siguiendo la búsqueda de si misma

Hace unos años Square-Enix y Crystal Dynamics se decidieron a resetear una de las sagas de aventuras más exitosas. Una de las franquicias que definió los inicios de la era 3D de los videojuegos. Si bien desde «Legend» Crystal Dynamics tomó las riendas, introduciendo cambios que se antojaban necesarios, es el reboot de 2013 el que ha supuesto un nuevo volantazo en esa búsqueda por adaptar a Lara a las tendencias actuales. Eso ha dado pie incluso a acusar por el camino de cierta pérdida de identidad. Ahora, Rise of the Tomb Raider, los desarrolladores buscan seguir los pasos del anterior juego en esta nueva andadura. El objetivo es potenciar sus virtudes con el fin de volver a poner a la saga en el mapa. Apuntalarla como una de las franquicias de aventuras más relevantes de la actualidad y recuperar la corona de Lara.

Rise of the Tomb Raider - Espectacular

La Trinidad

En Rise of the Tomb Raider, Lara ya no es una novata que tiene que defenderse ante las adversidades. Ahora será ella quien siga la pista que dejó su padre en torno a un mito: la fuente divina. Según la leyenda, esta puede conceder la inmortalidad, algo que ha desatado la avaricia y el caos durante milenios.Rise of the Tomb Raider - Por las sombras de la calle

Con esta premisa, la historia se desarrollará en torno a una nueva mitología de trasfondo. Iremos profundizando en esta con el hallazgo de documentos y otros descubrimientos de forma similar a la anterior entrega. Estos relatarán la lucha de un místico profeta y la Trinidad como organización desde lejanos tiempos.

Lara irá tras esta leyenda que tiempo atrás desacreditó a su padre para limpiar su nombre. Pero también tendrá que enfrentarse a la propia Trinidad, quienes aún existen y son más peligrosos que nunca.

El anterior juego no fue destacado precisamente por su trama central, la cual fue funcional y sin nada destacable. Tuvo algunos aspectos centrados en la supervivencia a la fuerza que pudieron dar momentos bastante espectaculares. Pero también en un fallido intento por plasmar a una Lara inexperta en su primera gran aventura. En este Rise, la trama tampoco es su punto fuerte, si no uno de los más flojos del juego.

Rise of the Tomb Raider - Tumbas y Ruinas

Podríamos hablar de que la aventura no presenta nada especialmente original ni sorprendente. Por no decir lo convencional que se siente dentro de este tipo de aventuras. Tampoco es que las grandes producciones dentro de este género sean un alarde de originalidad en este sentido…

Cuando falta la personalidad propia

Sin embargo donde este juego sí palidece frente a otros es en sus protagonistas. La misma Lara es un ejemplo de esto. Incluso la antigua Lara, sin decir una sola palabra, podía plasmar más carisma con un simple arqueo de cejas. Empeñados en hallar una Lara más realista, también se han topado con una poco interesante y de personalidad ligeramente errática.

Peor me lo ponen con los personajes secundarios o los antagonistas. Los principales miembros de La Trinidad que conocemos aquí son meros arquetipos. No muestran identidades remarcables, personalidad, carisma, locura… Más allá de contextos religiosos y una motivación personal por alcanzar la fuente divina, son prácticamente entes anónimos.

Otros secundarios, inclusive alguna cara conocida, no difieren mucho de los villanos en profundidad. Todo el potencial que pudieran tener se difumina en conversaciones esquemáticas sin trascendencia. El elenco de personajes que conduce Rise of the Tomb Raider, desde la propia Lara hasta el último monigote, carece de potencial para tirar de la historia. Hay una grave falta de empaque para mantener al jugador expectante, emocionado, o motivado por continuar la trama.

Rise of the Tomb Raider - Está un poco en los huesos¡Sorpresa!

No suelo a poner en práctica la comparación directa con otros juegos, pero me permitiré una excepción. Lo haré con uno de los mayores referentes del género en la actualidad: Uncharted. La aventura de Nathan Drake tampoco es especialmente original. Rise of the Tomb Raider - Muerte en las profundidadesTira de momentos «peliculeros» como en Tomb Raider, y en general no tiene una trama enormemente relevante. Pero la obra de Naughty Dog logró destacar sobre todo gracias a sus personajes.Rise of the Tomb Raider - Bajo el agua

Estos conseguían imprimir una personalidad magnética que enganchaba al jugador. El humor, sobre todo, es un rasgo que hace ganar enteros a estas aventuras. Y saber combinarlo con el drama, el riesgo, o situaciones inesperadas, es lo que acaba marcando su identidad. Esta serie de detalles hizo que Nathan Drake se volviese icónico, y no un héroe del montón.

Sus desarrollos y las relaciones entre ellos estaban mucho más logradas. En general la progresión durante todo el juego mejoraba estas impresiones. Evolucionaban y convertían el conjunto argumental en un motivo más para seguir adelante. En el caso de Rise of the Tomb Raider, no consigue esta misma sensación ni de lejos. Afortunadamente, el juego encuentra sus fortalezas en otros apartados más decisivos para inclinar la balanza a favor del juego.

SurvivorRise of the Tomb Raider - Cielo sangriento

La jugabilidad de Rise of the Tomb Raider sigue el esquema de la anterior entrega y que sirvió como reboot. Lara se moverá por entornos más abiertos e interconectados, presentando un buen balance entre exploración, acción, puzles o plataformeo. Si bien este último punto seguirá sin terminar de convencer a los fans más clásicos que se desvivían por las estructuras y diseños de niveles que hacían de las plataformas un rompecabezas en sí de precisión milimétrica.

Sin embargo, la fortaleza de las nuevas entregas de Tomb Raider reside en presentar una variedad de mecánicas más amplia. Tenemos por ejemplo el uso del piolet, como vimos en el anterior juego. Aquí sigue siendo decisivo para superar numerosos escollos. Combinar saltos arriesgados con el piolet será una constante a lo largo del juego, siendo una herramienta imprescindible. Pero ahora también se añadirán novedades como las flechas de escalada, la cuerda de piolet, y otros métodos que descubriréis.

Rise of the Tomb Raider - A tirosVolvemos a tener la posibilidad de mejorar a Lara y su equipamiento por medio de puntos de experiencia. También necesitaremos piezas que encontremos en el entorno, o combinaremos elementos que iremos recogiendo a medida que exploremos. Respecto a este último punto, Rise of the Tomb Raider incluye más elementos de caza y supervivencia respecto al anterior juego. Tendremos una rica fauna salvaje que puede ir desde herbívoros como ciervos, a depredadores como Osos. Estos además serán complejos de matar, y cuyas recompensas serán esenciales para mejorar a Lara y progresar en su crecimiento.

Tumbas y criptas

Algo en lo que también considero que se ha mejorado es en el tema de criptas y tumbas. Hay una buena variedad de estas, y proponen un conjunto de rompecabezas para alcanzar los preciados tesoros. Algunas tumbas pueden ser todo un reto, y en otras requeriremos ciertas habilidades que todavía no dispondremos. Esto incentiva cierto grado de backtracking que ya existía en la anterior entrega. Será imprescindible sobre todo si quieres todos los documentos, tesoros y otros secretos.

Ahora que hago mención al backtracking, aprovecho para comentar una decisión de diseño que me resulta un tanto confusa. ¿Qué pasa con ese escenario inicial de Siria? Es un instante inicial del juego que se siente totalmente desconexo con el resto del juego. Esta sensación se acentúa al no poder volver jamás, perdiendo lo que no encontrarás en su momento. Me pregunto por qué decidieron emplear una parte del juego como esa que se siente más fuera de lugar.

Lara guerrera

Entrando en otra materia jugable, la acción también ralla a un buen nivel. Los enfrentamientos parecen mejor dosificados que en el anterior título. Aunque el juego sigue haciendo gala de algunas escenas muy irreales, en general resulta más inmersivo aún y mejor balanceado.Rise of the Tomb Raider - Que no mire abajo!

Las posibilidades tácticas en los tiroteos son un punto muy a favor. Lara «MacGyver» Croft puede emplear botellas, latas y otros objetos del entorno, y mezclarlos con minerales o toxinas. De esta forma podrá crear trampas, señuelos, bombas incendiarias…

O puede optar por el sigilo y trepar a la rama de un árbol. Allí podrá disparar flechas a los enemigos sigilosamente, clavarles el piolet por la espalda en una ejecución directa, etc. Incluso el entorno o la propia fauna local pueden entrar en juego atacando al enemigo. Además los combates pueden suceder en situaciones límites, como incendios, desprendimientos… Así que toda está combinación de posibilidades hacen de la acción un punto bien logrado en el juego.

Un tesoro visualRise of the Tomb Raider - Un rayo de luz

Tomb Raider luce más potente que nunca a nivel visual. El nivel de detalles y buen hacer en muchos aspectos del juego se ve a simple vista. Desde la iluminación, la recreación de entornos o el realismo en las facciones de los personajes y sus animaciones. Los elementos climáticos también son una parte con gran influencia en los entornos. La forma en la que interactua Lara con la nieve, el agua o el viento, es espectacular. En ocasiones pueden llegar a ser componentes decisivos en mitad de la exploración o la resolución de rompecabezas.

La calidad de los escenarios es otro punto positivo, con muchos parajes llenos de vida que enriquecen la inmersión. Pero también la arquitectura de los niveles resulta más que notable. Cuentan con muchos elementos que proponen mayor verticalidad en el avance y variedad de entornos. También han introducido más elementos acuáticos que en la anterior aventura, en la cual existían de forma más superficial.

Rise of the Tomb Raider - Una galera de guerra bizantinaA nivel sonoro contamos con un buen surtido de efectos que hacen de la acción más espectacular. Los momentos más solitarios discurren entre la armoniosa naturaleza envolvente y la acechante tensión de presencias desconocidas en las sombras. La banda sonora cumple como complemento a los eventos que van aconteciendo durante el juego.

Álzate como asaltante de tumbas en Rise of the Tomb Raider

Rise of the Tomb Raider es la continuación lógica del anterior juego. Amplía las posibilidades que aquel ofrecía, incluso reforzando algún que otro aspecto mejorable. Sin embargo, hay aspectos que requerirían una mayor reflexión en torno a dónde se dirige la franquicia. Su plano argumental, toda la parafernalia en torno a Trinity necesitan un replanteamiento. Y luego el personaje central de Lara Croft, quien quizás sea celebrada por su mayor realismo y menor «cosificación».

No es una protagonista suficientemente interesante o carismática como para llevar sobre sus hombros todo el peso de la aventura. Y como agravante, no encuentra soporte en sus secundarios y antagonistas para sacar lo mejor de su historia. Tampoco es un juego que vaya a ganar los corazones de los amantes de las primeras entregas. Buscar en entornos laberínticos objetos que permitan avanzar, o los saltos de precisión milimétrica son cosas del pasado.

Rise of the Tomb Raider - Humano vs HelicópteroRise of the Tomb Raider - En chirona

Sin embargo, no os ceguéis ni por el recuerdo de antaño ni por la ineficaz narrativa. Los aspectos puramente jugables siguen siendo de un muy buen nivel. Hay variedad, y las mecánicas son muy buenas con el fin de conseguir un gran equilibrio jugable. Las opciones secundarias que añaden contenido son muchas y bien repartidas y dosificadas. La riqueza de los entornos con su fauna, clima y elementos a colectar son una constante.

En general el «feeling» global es mejor en comparación con el anterior título. Más refinado, más sólido… Un gran apartado audiovisual y una aventura más larga. Definitivamente Rise of the Tomb Raider es una propuesta de primer nivel para los amantes de los juegos de aventuras. Simplemente no hagas de su historia un motivo por el que jugarlo. Limítate a disfrutar del viaje que te lleva de cinemática a cinemática, ese es el mayor tesoro del juego.

La imagen principal es obra de Natty Dread. Visita su galería de fotos en Flickr. Comenta en nuestro foro qué te parece este juego, y no olvides darte una vuelta por nuestro Magazine. 😉

Lo Mejor

- El equilibrio de la aventura, con sus dósis de exploración, acción, tiroteos, plataformas o puzles ocasionales
- Visualmente tiene elementos espectaculares y los escenarios también lucen a un gran nivel
- Las posibilidades que otorga la flora y fauna, recolectar y fabricar objetos...

Lo Peor

- La historia sigue siendo tópica, sin nada interesante ni atractivo que aportar a la aventura
- A Lara le falta personalidad y presencia como protagonista, y tanto secundarios como antagonistas son peores aún
- Estaría bien que añadiesen algunos elementos más de los clásicos, sobre todo en lo que se refiere a niveles y escenarios más desafiantes

Calificaciones
Nota del autor
Nota de los lectores
Califica aquí
Gráficos
8.5
7.5
Jugabilidad
8.5
4.5
Controles
8.5
5.8
Historia
8.5
4.1
8.5
Total del autor
5.5
Total de los lectores
2calificaciones
Has calificado esto
¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.