Análisis: WarioWare Gold

por chivibowie el 12 septiembre, 2018
Videojuegos

Nintendo 3DS lleva ya un par de años agonizante, sea por la sequía de juegos, sea por el abandono de las third parties a otros sistemas como los smartphones. A esto se le suma el éxito de la consola que se supone es su sucesora: Nintendo Switch. Pero por lo menos, parece ser que los de Kyoto tienen planes de mantenerla viva hasta el año que viene con títulos como el que ocupa este análisis: WarioWare Gold, que siguiendo con esta larga despedida de la ya añeja portátil, actúa como un “Best of” de la saga que este año cumple ya quince años.

Para quien no conozca esta serie de títulos como son los WarioWare, donde los creadores no son ni más ni menos que Intelligent Systems (Fire Emblem, Advance Wars), cabe decir que se trata de superar “microjuegos” con la única ayuda de una palabra antes de comenzar, de una duración de tres a unos cinco segundos para ir desbloqueando otros. La forma de superar dichos microjuegos ha cambiado en cada entrega: la primera en GBA se jugaba con botones y cruceta, Twisted!  en la misma portátil contenía un sensor de movimiento en el cartucho (inédito en Europa por incluir mercurio liquido en el sensor que incluía el cartucho, prohibido en la Unión Europea), en Touched! la pantalla táctil de NDS o en Wii con su mando en Smooth Moves.

En esta ocasión se han recopilado buena parte de las pruebas de anteriores juegos, se les ha hecho un lavado de cara gráficamente y se han añadido una buena cantidad de extras para desbloquear. Todo ello con aderezado con cutscenes, dobladas al castellano con bastante acierto, donde prima el sentido del humor marca de la casa. Está claro que WarioWare, junto con los Rhythm Paradise son un “rara avis” en Nintendo, donde no es raro ver situaciones como sacar los pelos de una cebolla con pinzas, hacer cosquillas en los sobacos de unos forzudos o hacer sorber el moco colgando de una chica para que deje de estar triste machacando el botón A.

Wario se queda «sin blanca»

WarioWare demonios

Cada una de las historias tienen un toque absurdo a la par que surrealista.

El juego gira en torno a un modo historia, bastante corto eso sí, donde se nos narra las diferentes historias de los personajes que están relacionadas a un nexo común. Básicamente Wario ha organizado una especie de juegos olímpicos para recaudar dinero y pide ayuda a los personajes que han salido en la saga. Como es de esperar, Wario no tiene pensado en donar esos fondos para obras caritativas.

Los vídeos donde se nos narran estas historias (de bastante duración, por cierto) y el doblaje son muy buenos, pero pueden chocar debido a la, posiblemente, excesiva localización a nuestro país. Escuchar a Wario decir “¡Oleeee!” o “liarla parda” en un primer momento puede parecer raro. También hay que recalcar que la voz de Wario, que en la versión en inglés está doblada por Charles Martinet (ya sabéis, Mario), en la versión español corre a cargo de Ramón Canals, y puede no encajar del todo para algunos en un primer momento. Aun así, se agradece que Nintendo haya apostado por doblarlo a nuestro idioma con voces bastante conocidas como la de Ana Orra (Glados en Portalo Sniper Wolf en Metal Gear Solid, por ejemplo y bastante conocida en doblajes en lengua catalana como Doraemon) en un juego tan tardío de 3DS

Ligas de minijuegos

WarioWare amarillo

WarioWare azul

WarioWare rosa

Los minijuegos se dividen en tres categorías que a su vez representan a una entrega principal de la saga en portátiles: la Liga Botones (que su icono no es ni más ni menos que una Game Boy Micro) representa a la primera entrega, donde se maneja con los botones y cruceta. La liga Giro se maneja con el giroscopio, clara alusión a Twisted! y la liga Táctil a las entregas de Nintendo DS. Cada liga está formada por cinco niveles donde se nos presenta la historia de su personaje correspondiente y su tema (minijuegos deportivos, vida cotidiana, fantasía, Nintendo…).

Cada uno de estos, en su primera vuelta, nos presenta entre 7 y 22 pruebas, pero a partir de la segunda vuelta podremos desbloquear algunos más y retarnos a nosotros mismos a superar nuestra mejor puntuación ya que, a cada prueba superada, más rápido se nos presentan y más reto hay. Al superar dichas ligas se desbloquea la Liga Ultra en la que básicamente se combinan las ligas anteriores añadiendo alguna prueba en la que se utiliza el micrófono. Además, se añade otra novedad, ya que en esta entrega al superar pruebas nos van dando monedas canjeables para desbloquear contenido extra, del que hablaremos más tarde.

WarioWare coche 2

El estilo gráfico es muy cambiante. Esta prueba es poligonal y se mueve con mucha fluidez…

WarioWare nariz

…mientras que otras tienen un estilo más minimalista.

Como es recurrente en la saga, las pruebas están basadas en la forma de ser de los personajes que aparecen y/o en sus gustos. Así por ejemplo tenemos a 9-Volt, un personaje veterano de la saga, en el que los retos están basados en juegos retro de Nintendo. Posiblemente estos 57 microjuegos retro sean las mejores pruebas, dando la sensación de un constante homenaje a Nintendo, desde los juguetes pre-Famicom hasta encajar los mandos de Switch, pasando por Metroid o la escena de la espada maestra de Ocarina of Time sin olvidar sus orígenes cuando se centraban en hacer barajas de cartas Hanafuda.

Como novedad, por fin podemos jugar en Europa a pruebas de Twisted! mediante el giroscopio de la consola, en la que, personalmente, me ha sorprendido la precisión de 3DS en los minijuegos de este modo. Y no solo eso, sino que recupera la jugabilidad táctil y añade pruebas en los que hay que utilizar el micrófono de 3DS para, por ejemplo, inflar globos. Vamos, que exprime la mayoría de funcionalidades de la portátil y nos hace pensar que WarioWare Gold podría haber salido de lanzamiento con la consola. Salvo por un “pequeño” detalle, no tiene funcionalidad 3D…

Además, mientras se va jugando, aparecen nuevos desafíos en las que se nos reta a superar los minijuegos con alguna variación. Por ejemplo, se recupera el reto “A escondidas” que ya aparecía en la entrega de WiiU, en la que 9-Volt tiene que evitar que su madre le vea jugando en la cama de noche u otro en el que la cara de Wario cubre parte de la pantalla para que nos sea más difícil salir airosos de las pruebas. Hay un total de nueve retos en este modo que van desde Muerte Súbita en la que perdemos al primer fallo, un modo remix, o WarioWatch, en la que tenemos que superar pruebas antes de que acabe el poco tiempo del que disponemos.

Entre ellos está el modo multijugador, y otro de los puntos negros de WarioWare Gold: se necesita de dos 3DS con sus respectivos cartuchos, haciendo que nos preguntemos para que sirve el modo descarga de la portátil de Nintendo y nos evoca a tiempos pretéritos. Tampoco hay que olvidar las “misiones”, que no dejan de ser una especie de sistema de logros en las que al superarlos también nos premian con monedas, por ejemplo, al desbloquear todos los minijuegos de un personaje.

WarioWare 9-Volt

En «a escondidas» la madre de 9-Volt siempre está al acecho para comprobar que su hijo esté durmiendo.

WarioWare juego + manos

Love Tester lanzado en el mercado nipón en 1969. Sí, este aparato es de Nintendo. Este tipo de guiños al pasado de Nintendo son constantes.

Aún con todos estos contenidos que hemos nombrado, mientras se va jugando a WarioWare Gold da la sensación de ser un juego bastante corto a pesar de que contenga un total de 316 pruebas (siendo la entrega que más tiene por encima de Twisted!). Pero resulta que si se desbloquean todos los extras que adquirimos en la “dispensabolas”(que van desde despertadores programables en los que hay que superar tres pruebas para desactivar la alarma a información de las consolas de Nintendo) y conseguimos superar todos los desafíos, se desbloquea Wario Kard, un juego de cartas basado en el “piedra, papel, tijera” en el que hay derrotar a enemigos mediante turnos. Este detalle nos insta a conseguir mejores cartas a la que nos iban dando antes de poder acceder a dicho extra y poder superar este modo.

Por lo tanto, el juego es largo, pero puede que canse antes de poder desbloquear Wario Kard ya que para ello hay que repetir pruebas y meterle muchas horas. Tampoco hay que olvidar la compatibilidad con los Amiibo de Nintendo, en este caso sirven para ganar monedas vendiendo los retratos que Wario nos pinta del personaje Amiibo que hayamos “escaneado” en la portátil. Otro extra bastante curioso es que podemos tener la posibilidad de poner nuestra voz a las “cutscenes” del juego, en la que nos podemos inventar los diálogos, por ejemplo.

WarioWare dibujo

Wario Pintor. Esta es la visión que tiene Wario sobre algunos personajes de Nintendo al escanear sus respectivos Amiibo. ¿Cómo se dibujará a él mismo?

 

En definitiva, WarioWare Gold es un título que gustará a cualquier fan de la saga, pero sobretodo a los que se inicien en ella al ser un juego simple y adictivo. Más que nada porque hay pruebas que están recicladas de otras entregas que hace que, para los que ya son veteranos en la saga, haya una cierta sensación de pérdida de frescura (no en vano es una recopilación de las mejores pruebas de la saga) dando cierta sensación de “refrito”.

La inercia en los últimos años de los títulos de 3DS en no incluir el 3d estereoscópico también ha afectado a WarioWare Gold, por lo que también nos hemos quedado sin poder experimentar pruebas que podrían haber dado mucho de sí aprovechando lo que en un principio era la principal característica de la portátil de Nintendo. Aún así es un imprescindible de 3DS, ya que tiene el potencial de retomarlo en un futuro echando unas partidas para mejorar nuestras puntuaciones y además WarioWare Gold se basa una propuesta muy difícil de envejecer, que es la de divertir inmediatamente.

WarioWare TV

A falta de un nuevo Wario Land, 3DS tampoco se podía quedar sin su WarioWare.

 

Lo bueno: Muy divertido. Estilo gráfico continuista pero efectivo, el sentido del humor, la mayoría de los extras y las diferentes formas de jugar. Engancha a cualquiera. Bastante duradero. Que esté doblado.

Lo malo: No tiene 3d, Modo historia muy corto. El juego, en general, da la impresión de que es corto, aunque no lo sea. Se puede hacer pesado conseguir los extras. Algunos de los extras no aportan mucho contenido. El multijugador. Que no saquen un nuevo Wario Land.

Comenta en nuestro foro qué te parece este juego, y no olvides darte una vuelta por nuestro Magazine. 😉

¿Qué te ha parecido?
LOL
100%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.