Análisis: Ys VIII: Lacrimosa of Dana

por onamu el 24 agosto, 2018
Videojuegos

Buenas Pacoteros y Pacoteras:

Este es mi primer texto en la revista y tratará, lógicamente, de Ys VIII: Lacrimosa of Dana. Originalmente era un hilo del foro  (que tuvo la increíble cantidad de 2 respuestas), sobre el cual he corregido errores y he añadido alguna cosa. Mi intención no es escribir algo profesional, ni que se le acerque. Si no escribir un pequeño análisis basado en mi opinión, como un usuario cualquiera más. Lo que significa que todo las críticas (mejor si son constructivas y, si no lo son, os reporto) son bienvenidas. Allé voy.

[Nota: Todas las imágenes han sido sacadas vilmente de Google Imágenes. El texto no contiene spoilers]


Tras acabarme Ys VIII: Lacrimosa of Dana en su versión de Switch, que trae, a parte del juego, unos DLCs cosméticos para los protagonistas bastante escuetos (unos trajes piratas, trajes de baño para las chicas y Adol, un traje armadura para Adol, y multitud de gafas de sol distintas), una portada reversible y 3 cartas que sirven para decorar (a mi me tocó Adol, Dogi y Dana pero desconozco si hay más), me he decidido a comentar este juego ya que tengo claro que se me quedará en la cabeza bastante tiempo.

Primero hay que dejar una cosa clara respecto al juego. Bueno, dos: la primera es que el juego está SOLO en inglés (pero si no es un problema para ti, juégalo sin dudar), y la segunda, que para mí es fundamental a la hora de analizarlo, es que esta saga nació con la idea en la cabeza de crear un juego de rol sencillo para los jugadores inexpertos.

La primera vez que oí hablar de esta saga fue en un reportaje de la revista RetroGamer (la cual recomiendo encarecidamente), donde así lo indicaban. Según parece, el primer juego de la saga, muy popular en Japón, tenía un sistema de ataque automático, donde para golpear al enemigo simplemente tenías que mover a tu personaje hasta impactar con el monstruo de turno. Igualmente, esta entrega, aunque actualizada, mantiene ese espíritu. Un juego que a nivel jugable está simplificado, sin muchas opciones pero sin embargo no significa que esté descuidado. Lo que hace lo hace bien, bastante bien. Pero claramente esta obra ha centrado sus esfuerzos en otros aspectos como el argumento, la banda sonora o el desarrollo de personajes, los cuales para mí son sencillamente impresionantes.

Empezaré a desgranar los distintos apartados de Ys VIII: Lacrimosa of Dana, pero primero una sinopsis del juego:

Encarnamos a Adol Christin, un aventurero que junto a su amigo Dogi (vaya nombre…) viajan en el barco Lombardía rumbo a nuevas aventuras. Durante el trayecto el barco es atacado por una misteriosa criatura marina que lo hunde. Adol despierta en la misteriosa y maldita isla de Seiren, donde poco a poco irá encontrando a otros supervivientes del naufragio mientras desentraña los misterios de la isla (criaturas ya extintas, piratas, civilizaciones antiguas y paradigmas más profundos).

JUGABILIDAD

Este Ys VIII es un ARPG donde manejamos a 3 personajes en nuestra “party”, con otros de reserva que podemos cambiar en cualquier momento (excepto en las mazmorras). Los distintos personajes tienen un “elemento de ataque” y los  enemigos tienen debilidad a ese elemento o a ninguno (o resistencia a alguno, aunque no vienen indicadas y tendremos que darnos nosotros cuenta al ver el color del indicador de daño). Estos elementos son corte, perforación y aplastamiento. Los controles se basan en un único botón de ataque, fijar objetivo cambiar personaje y saltar, finalmente tendremos los 2 botones defensivos que son esquivar y bloqueo (el cual en realidad es parry).

A la hora de jugar a este Ys VIII, atacaremos con nuestro único botón de ataque hasta conseguir los suficientes puntos SP, momento en el cual podremos realizar las habilidades especiales. Cada personaje puede tener hasta 4 habilidades con distinto consumo de SP, distinta distancia y área de alcance y distintas estadísticas (son 3, el daño que hace el ataque, el «break» que hace el ataque para disminuir la defensa del enemigo cuando se acumula suficiente «break», y el “stun” que va rellenando una barra que al llenarse atonta al enemigo durante un tiempo). Aunque estas habilidades podrían dar bastante de sí al tener 3 estadísticas y diferente distancia y área, al final en mi partida he visto que me servía mucho más quedarme con las más poderosas en cuanto a daño. Tal vez una persona más instruida pueda crear “builds” de habilidades interesantes.

Aparte, al realizar suficientes habilidades llenaremos el medidor de “gauge” que nos permitirá lanzar un ataque final devastador. Por último los botones defensivos de “dash” y “guard” pueden usarse para realizar movimientos llamados “flash dash” (un tiempo bala que permite ralentizar el tiempo para atacar más veces al enemigo durante unos segundos) y “flash guard” (un parry que evitará el daño durante varios segundos y aumenta bastante tu ataque).

En general el combate es bastante satisfactorio ya que puedes cambiar continuamente entre los 3 integrantes de tu equipo con sus distintas habilidades y tipo de daño para hacer el combate muy ágil, ya que si algo caracteriza a este juego es su gran velocidad y su enorme agilidad. Usando el botón de salto, el muy rápido movimiento de los personajes y el botón de dash puedes desplazarte por el escenario increíblemente rápido y despachar enemigos a toda velocidad. Desde luego el Action de ARPG es lo que más destaca al encontrarte con una exploración y combate frenético, de verdad que es realmente satisfactorio.

Resultado de imagen de Ys VIII

Sin embargo, como he dicho antes, nos encontramos con elementos simplificados: los personajes al subir de nivel no permiten seleccionar que estadísticas queremos potenciar o repartir los puntos de experiencia, sino que es automático. Igualmente solo hay 3 estadísticas a tener en cuenta: ataque, defensa y puntos vitales. Luego, podemos tener una armadura y 2 accesorios. Aunque es cierto que existen muchos accesorios con capacidades muy variadas (aumentar el tiempo del flash guard, o añadir daño venenoso al atacar) al final yo he visto que lo que más merece la pena es tener los objetos que más aumenten tus estadísitcas y dejar esas capacidades extra a un lado.

Finalmente tenemos un sistema típico de estados alterados, de pociones y curaciones que aumentan nuestra regeneración/ ganacia de SPs/ aumento de ataque temporal etc… Y un herrero que podrá mejorar nuestras armas (también automáticamente al darle los elementos necesarios), por lo que a mi juicio el juego, aunque ofrece elementos para crear personajes con builds interesantes y personalizarlos, no me parece que se haya dedicado  mucho tiempo en ello para que sean opciones reales a tener en cuenta y crear equipos variados. Lo más útil me parece tener a los personajes con los ataque más potentes y el máximo de ataque y defensa posible con los accesorios, y olvidarte de lo demás.

Fuera de los combates, tenemos un sistema de pesca, de “cazas” (fases extra en los que derrotar monstruos a punta pala) y “raids” en los que defender nuestro poblado. Estas últimas están bastante integradas en el argumento y aunque hay varias que son obligatorias la mayoría son opcionales. Tenemos también un sistema de reputación con los supervivientes y unas misiones secundarias que son en su totalidad de recadero, sin embargo son bastante interesantes por ver el desarrollo del poblado y sobretodo, de los personajes secundarios (más tarde hablaré de esto).

Otro elemento jugable a destacar de este Ys VIII es la exploración de la isla, con mucho backtracking aunque algo engañoso ya que aunque de primeras vemos que hay muchas opciones, en el desarrollo del juego normalmente tenemos una única, y si acaso otra opcional. La exploración de la isla es muy interesante a mi juicio ya que se nota realmente que estás en una isla desierta llena de peligros, sin saber que encontrarás tras cada esquina: ¿un camino cerrado, una nueva área o un nuevo superviviente? Y lo mejor es que cuando esto se te empieza a hacer pesado, el juego cambia por completo, pero de ello hablaré en la parte argumental.

Imagen relacionada

VISUAL/GRÁFICOS

Es sin duda el peor apartado del juego y del que menos hablaré. Hay que tener en cuenta que originalmente era un juego de VITA, pero a nivel técnico deja que desear. Gráficamente se ve algo feo, con poca carga poligonal y dientes de sierra, poca distancia de dibujado…y el diseño artístico me parece soso y sin mucho fundamento. Sí, es cierto que la isla es bastante bonita, pero porque se ve como una verdadera isla desierta…pero tiene poco de fantástica y el diseño de los monstruos es bastante olvidable. Aunque tiene cosas chulas en general para mi es el peor aspecto del juego. Como me hicieron notar algunos usuarios, se nota que este juego ni es ni pretende ser un triple A, sabe lo que hay y por ello (gracias a ello) tenemos un mimo mucho mayor en otros apartados.

ARGUMENTO/PERSONAJES

Está claro que todo el tiempo que se ahorraron en otros apartados lo dedicaron a este y al apartado musical dentro de Ys VIII: Lacrimosa of Dana.

Argumentalmente tenemos un juego que empieza en A, pasa a B, luego a C y cuando crees que ya está encauzado, finalmente cambia a D. Varios giros de guión interesantes, que hacen que cuando te estés cansando de lo que haces, todo «»»»vuelva a ser nuevo»»»». Y aunque es cierto que no es increíblemente original ni te vuela la cabeza en ningún momento, para mí la gran clave es que está contado de una forma MUY buena, con flashabacks bien implementados, ocultándote detalles de forma correcta, dando ímpetu en partes que de verdad son emotivas, y sin relleno (bueno, tal vez, TAL VEZ podría encontrar una parte de relleno pero está bastante bien implementado).

Diría que si la historia es de 7, la narrativa es de 10. Tocando temas muy variados, desde la amistad o la soledad, hasta temas más trascendentales de los que no se puede hablar para evitar spoilers, pero ya os aseguro que cuando acabéis el juego y recordéis como empezó lo que vendrá a vuestra mente será: “desde luego la historia a evolucionado” y sin lugar a dudas eso era lo que yo creo que querían conseguir con este Ys VIII. Y todo ello acompañado de unos personajes geniales.

La primera vez que hablé del juego (en otro sitio distinto) ya dije que me gustaban todos los personajes menos Adol, y ahora no voy a hacer otra cosa que rectificar. Incluso Adol tiene bastante carisma, a pesar de que el 99% del tiempo va a actuar como un avatar del jugador, se ha puesto esmero en dejar bien claro que esta no es ni la primera ni la última aventura del pelirrojo, y que aunque para ti sea alguien nuevo, el ya ha vivido muchas aventuras (cosa que se reflejará varias veces en las opciones de diálogo y en las escenas opcionales con los distintos supervivientes de la isla), lo cual finalmente le da un trasfondo bien logrado que no te colma pero que te deja claro que Adol ya estaba en este mundo antes de que tú cogieras los mandos.

Resultado de imagen de Ys VIII

Fuera de Adol tenemos varios protagonistas y secundarios, no me voy a explayar con todos pero sí tengo que decir que aunque en un principio pensaba que iban a ser una ristra de personajes “estereotipo” de juegos japoneses me he llevado tremenda torta.

En Ys VIII: Lacrimosa of Dana tenemos personajes bastante reales con sus fortalezas y sus miedos, sus deseos y sus personalidades, sus miedos y valores. Y en varios de ellos podemos ver una fuerte evolución a lo largo de la aventura, y no digamos entre ellos. Aunque su objetivo es escapar de la isla desierta, forman una familia de verdad sabiendo que si algún día escapan…todos ellos volverán a sus vidas anteriores lo cual le da al juego un ponto de nostalgia bastante fuerte y que sus relaciones cobren un trasfondo más emotivo. Vale y mucho la pena gastar el tiempo en hacer sus misiones secundarias, hablar con ellos y hacerles regalos, ya que poco a poco vas profundizando en personajes que parecían planos y no lo son para nada.

Aunque hay un par de excepciones, una es Sir Carlan, que en cuanto juegas al juego ya sabes por qué es una excepción y que “es lo que hay” porque cumple una función clara en el juego, y otra es Hummel, uno de los personajes jugables que si bien tampoco es para nada plano y tiene una historia, un trasfondo y una evolución… Para mí se queda lejos de personajes ya míticos como Laxia, Sahad, Euron, Riccotta, o Kiergaard por poner unos ejemplos.

BANDA SONORA

No puedo hablar mucho de ella porque no soy un experto pero para mí la banda sonora, no solo es lo mejor del juego, si no que es de las mejores que he escuchado en mucho tiempo. Los temas de este Ys VIII tienen MUCHA personalidad y reflejan sentimientos muy claros y, además, están bien utilizadas. Miedo, acción, exploración, melancolía… Hay un tema para cada momento y aunque algunos no son muy elaborados son perfectos, los vas a oír muchas veces por lo que es importante que suenen bien. Como no sé qué más decir, voy a dejar algunos temas (ni son los mejores ni mis favoritos, solo algunos al azar) para que juzguéis vosotros mismos. Una banda sonora de 10 pero que creo que se disfruta de verdad jugando al juego ya que te evoca recuerdos y vivencias dentro de la isla de Seiren.

(Luego de los vídeos continúa el texto)


Conclusión

Para acabar, os digo que Ys VIII: Lacrimosa of Dana dura unas 50 horas, yo he dedicado más de 55 y he sacado el “true ending”, me quedan algunas raids opcionales y poco más, he explorado el 98 coma mucho % de  la isla. En general me parece una pasada de juego que me quedará en el recuerdo por sus personajes su banda sonora y su argumento, pero que a nivel jugable me ha gustado mucho y he disfrutado como un loco. Si, es cierto: el juego solo se puede conseguir en inglés. No está en español… pero que no os tire para atrás porque para mí es un grande del género desde YA.

Si tuviera que darle una puntuación sería de 9/10. Dana se quedará en mi memoria muuuuucho tiempo, y a Adol lo seguiré de cerca para su próxima aventura.

Saludos.

Resultado de imagen de ys viii characters

¿Qué te ha parecido?
LOL
100%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.