Análisis: Mad Games Tycoon

por Josh_Cell el 19 agosto, 2018
Videojuegos
Item analizado

Análisis: Mad Games Tycoon

Autor

 ¿Eres el próximo Kojima?

El género de gestión y simulación económica ha traído sobre la mesa alguna de las propuestas más interesantes a lo largo de la historia, por la posibilidad de tratar temáticas a priori difíciles de plasmar en cualquier otro contexto. De esa forma, hemos visto cómo la gestión de parques de atracciones se convertía prácticamente en un sub-género en si, gracias al éxito de sagas como Theme Park o Roller Coaster Tycoon, y de ahí a otras temáticas como gestión de hospitales, ferrocarriles, zoológicos…, y la temática que nos ocupa aquí: desarrollo de videojuegos. Hace unos años Game Dev Tycoon ganó una buena popularidad entre los jugadores gracias a esta temática, pese a sus notables limitaciones, y ha sido un punto de referencia dentro de este género. Ahora, Mad Games Tycoon sigue la estela con una fórmula más completa y aproximada a los grandes exponentes del género.

Desde los tiempos de BASIC y más allá

En Mad Games Tycoon, podremos iniciar una nueva aventura como desarrolladores desde la época que elijamos, siendo la década de los 80 la inicial, empezando desde un garaje y trepando poco a poco a medida que vayamos realizando nuevos desarrollos. Desde un principio, y siempre que no hayamos elegido otras opciones iniciales, estaremos muy limitados en todos los sentidos: falta de personal, falta de recursos, falta de espacio… lo que nos obligará no solo a hacer nuestros propios juegos y tratar de dar con la tecla para alcanzar la máxima calidad en estos, sino que tendremos también que aceptar trabajos para terceros en forma de juegos para determinadas compañías con unas metas en calidad y tiempo, y otros trabajos externos que tendremos que realizar antes de terminar el plazo pactado si queremos ganar dinero. Aceptar estos contratos será incluso más viable para avanzar y crecer como compañía, que lanzarnos a la piscina de desarrollar por nuestra cuenta.

Por supuesto desarrollar videojuegos requiere una serie de elementos imprescindibles. El primero de todo será tener entornos de trabajo adecuados. Tendremos a nuestra disposición una serie de oficinas con funciones concretas que tendremos que construir nosotros mismos estableciendo la ubicación, el espacio de la estancia, y amueblarlo tanto con el equipamiento imprescindible (escritorios, mesas de mezclas…) y otros útiles para acondicionar las estancias, desde gabinetes a papeleras, extintores, plantas, sillas, ventiladores, radiadores… El acondicionamiento adecuado hace más agradable el trabajo para tus empleados (se quejarán si descuidas esta parte) y hará que la empresa resulte más atractiva para posibles candidatos a trabajar.

El siguiente requisito que necesitas para desarrollar un videojuego en Mad Games Tycoon es, obviamente, personal. Empezarás con tu personaje que crees al principio del juego, al que le potenciarás con algunas características. Los trabajadores tienen una serie de atributos que definen sus capacidades para unos u otros puestos de trabajo, y el rendimiento en estos, desde los parámetros de programador, diseñador, especialista en gráficos, música y sonido… Además cada uno de estos trabajadores tendrá una serie de especialidades tanto en géneros de juegos como en ciertas tecnologías, así que es interesante tener en cuenta todos estos factores a la hora de asignar a tus empleados a un puesto de trabajo concreto.

Por último, necesitas recursos tanto económicos como tecnológicos. El primer punto se explica por si mismo, ya que tanto para mantener tu personal o pagar impuestos, como para comprar kits de desarrollo, añadir tecnologías, crear traducciones varias…, necesitarás una buena salud económica o apostarte el todo por el todo en una hipoteca y no declararte en bancarrota por el camino. Lo segundo recae en la parte de investigación, en la que a lo largo de los años podremos investigar distintos avances técnicos que nos permitirán hacer juegos de mayor calidad, generar mejores opiniones y, por lo tanto, más posibilidades de que nuestros juegos acaben siendo unos superventas. Hay multitud de tecnologías que incluir en nuestros juegos, y a medida que vayamos investigándolas, desbloquearemos nuevas salas de desarrollo en distintas áreas, que pueden ir desde secciones especializadas en evolución gráfica o sonora, desarrollo de hardware, etc.

Creando el juego perfecto

A la hora de crear un juego también tendremos multitud de posibilidades y un claro progreso durante todo el juego, con cada vez juegos más exigentes, más costosos y con más tecnologías a incluir. Habrá distintos grados en el tipo de juego que desarrollamos, desde juegos pequeños a triples A, MMOs o F2P, y tendremos que seleccionar el género de juego que queremos hacer, y qué temática tocará. Aquí ya tenemos que ir estudiando la sinergia entre géneros y temas para conseguir el favor y el aprobado del público y la crítica, y también tendremos que tener un ojo puesto en las tendencias que nos pueden ayudar a tener un mayor o menos éxito de ventas.

Aparte de la temática, también podremos utilizar licencias de películas, novelas…, que en teoría nos ayudará a ganar más fama y por tanto más ventas en el lanzamiento de nuestros juegos, y por supuesto habrá que decidir en qué plataformas publicar nuestros juegos, por lo que es importante tener en cuenta los datos de cuota de mercado entre otros factores. Tras esto luego tendremos que decidir cómo equilibramos el reparto de recursos en el desarrollo.

Habrá una serie de opciones donde tendremos que inclinar la balanza a favor o en contra de una serie de características que son opuestas entre si, por ejemplo, tendremos que decidir si queremos que el juego sea más «hardcore» o que sea más «casual/user friendly» dependiendo de qué género hemos elegido antes, y también habrá que mirar qué porcentaje de recursos destinar a los gráficos, el sonido, la tecnología o la jugabilidad, nuevamente, dependiendo de nuestras elecciones anteriores.

Las posibilidades de optimización de un desarrollo son bastantes, y durante el tiempo que invertimos en encontrar el mejor equilibrio y las temáticas que mejor casan entre sí, tendremos que afrontar decisiones que alterarán el resultado de nuestro juego. También existe la posibilidad de comprar sistemas anti-copia, añadir una serie de traducciones, etc. Cuando hayamos publicado un juego, podremos realizar reportes para investigar qué factores juegan a favor o en contra de nuestro último desarrollo, y usarlo como plantilla para futuros desarrollos. Los fans que vayamos haciendo por el camino también nos podrán enviar cartas con opiniones respecto a qué cosas podemos mejorar en futuros juegos.

Sin competencia

Mad Games Tycoon no está falto de problemas o ausencias que habrían enriquecido la experiencia, y uno de los más destacables que encuentro es la ausencia de un auténtico objetivo final o algún tipo de competencia que nos exija más de nosotros mismos. Existen desarrolladoras que en principio son parte de esta competencia, lanzan sus juegos, y hacen que el mercado fluctúe con el tipo de juegos que abundan en las tiendas, o estableciendo nuevas tendencias; pero nunca suponen un auténtico rival a batir, ni tienen efectos realmente perceptibles durante nuestra partidas, y solo cuando se abre ante nosotros la posibilidad de adquirirlas, parecen importar algo.

El juego habría ganado enteros si hubiese tenido algún tipo de objetivos a batir, o si la progresión hubiese sido seccionada por niveles como era el caso en Theme Hospital por ejemplo, porque habría creado un mayor énfasis en la sensación de progreso en todos los niveles, y de estar compitiendo realmente al tiempo que hacemos todo lo posible por mejorar nuestros estudios de desarrollo. En su lugar, Mad Games Tycoon es una experiencia bastante plana, donde el mayor enemigo es uno mismo y su capacidad para descubrir cuales son las mejores combinaciones para conseguir desarrollos exitosos y con ellos el dinero y la reputación necesaria para subir un escalón más.

También hay aspectos que hecho en falta a la hora de realizar los desarrollos de juego o en posibilidades de nuestra empresa. Faltan opciones sobre todo en lo que se refiere a la vertiente de ventas digitales, o en el desarrollo de juegos orientados a nivel on-line, y algunas decisiones de diseño se antojan cuestionables; aunque aun así es más completo que la mayoría de opciones alternativas en el mercado. Lo que sí que resulta decepcionante es la absoluta carencia de personalidad y carisma en su diseño, en nuestros trabajadores, en el propio día a día dentro de nuestra empresa…

Los modelados se sienten de un nivel muy bajo y desprovistos de identidad, y no hay diferencias entre un programador o un diseñador o cualquier otro trabajador, en lo que se me antoja como una oportunidad perdida para plasmar una chispa de comedia o simplemente un rasgo identificativo, y en cambio nos encontramos con un conjunto totalmente soso, desprovisto de alma o personalidad.

Aun con todo ello, Mad Games Tycoon es posiblemente la opción más completa entre los juegos de mismo corte, y si te gusta, te va a devorar las horas sin que te des cuenta. Sus posibilidades son muchas, su desarrollo, a pesar de la ausencia de verdaderos objetivos o una sensación de progresión menos plana, se siente suficiente para alentar al jugador a seguir a medida que va clavando los desarrollos propios o cumpliendo los contratos que coge, y poco a poco hace de su empresa un auténtico monstruo de los videojuegos. Una pena que transmita esa sensación de falta de carisma, inspiración en sus diseños y que tenga un cierto velo de «baratillo» en toda su producción, porque está claro que en sus entrañas hay un juego con ideas, posibilidades, y que potencialmente podría haber destacado más con un acabado en conjunto más completo, y con mayor identidad.

Lo Mejor

- Adictivo como pocos
- Las opciones de edición de salas y poder tener múltiples desarrollos simultaneos, lo ponen delante de otros juegos del estilo
- La cantidad de tecnologías a desarrollar, especialidades u opciones para desarrollar un juego, es considerable

Lo Peor

- Técnicamente es flojo y carece de personalidad o carisma
- Aun siendo bastante completo, faltan algunas opciones incomprensibles para los desarrollos
- Carece de objetivos, misiones, o competencia real, más allá de evitar irnos a bancarrota y crecer

Calificaciones
Nota del autor
Nota de los lectores
Califica aquí
Gráficos
7.0
7.2
Jugabilidad
7.0
8.4
Controles
7.0
9.1
Historia
7.0
8.3
7.0
Total del autor
8.3
Total de los lectores
3calificaciones
Has calificado esto
¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.