Análisis: Mother 3

por Lenmaz el 16 mayo, 2018
Videojuegos

En el caso improbable de que salga, use toda su fuerza …
para fingir ignorancia y pretender que no ha pasado nada.

 

 

Cuando jugué a Mother 3 por primera vez, no sabía nada del juego. Ni siquiera sabía a qué género pertenecía. ¿Por qué debería? Es un juego viejo, que no salió de Japón y encima salió en una portátil con un aspecto a priori infantilón. Tenía todas las papeletas para ser un juego olvidado en el cajón de la historia como tantos otros. Pero un buen día resulta que obtuve una copia del susodicho y dije «¿Por qué no?«. Así que inicié el juego, salieron las típicas letras de Nintendo y yo sin muchas expectativas me adentré en su mundo a ver qué podía ofrecerme.

Cuando lo terminé dije: «¡Qué puto juegazo!«

Esta es mi particular oda a este sencillo y pequeño videojuego que es mucho más de lo que aparenta a primera vista.

 

Mother 3 banner

Parte 1: La Saga Mother

 

Mother es una trilogía de JRPG exclusivos de Nintendo que ha tenido un resultado desastroso en occidente. Esa sería, en pocas palabras, la forma más sencilla y sintética de definir a la saga.

Lo cierto es que los tres títulos me parecen juegos muy personales, de esos que se hacen pensando en lo que el director quería y no en lo que daría más dinero (que probablemente sería haber ido en la dirección contraria).

Aunque los tres juegos comparten una serie de elementos comunes (como no podía ser de otra manera siendo una saga) cada uno tiene también elementos suficientemente diferenciados. Los tres ocurren en algo que más o menos se parece a nuestro presente, que sería algo así como una versión en videojuego japonés de E.T. y esas películas ochenteras de un grupo de niños que tenía que investigar un misterio paranormal o fantástico. Grosso modo podríamos decir que la trilogía comparte estos puntos.

Mother 3 creador

Shigesato Itoi es el hombre clave en esta historia. Director de los tres juegos de la trilogía y que yo sepa de ninguno más hasta la fecha. Esta trilogía es su fruto y sin él sería inconcebible. Sin más dilación pasemos a presentar estos peculiares juegos.

Mother 3 casa

 

El Mother original salió en Japón en 1989 para NES, y aquí nos llegó por primera vez para la consola virtual de la Wii U como Earthbound Beginnings en 2015 (26 añazos después). Este juego ya marcó las pautas generales de la saga aunque las mecánicas serían obviamente muy mejoradas en las secuelas.

Es un RPG de la vieja escuela con lo que ello conlleva. Se le considera el punto más árido de entrada a la saga. Para nada se recomienda comenzar la saga por su primera entrada, por paradójico que pueda parecer. Las secuelas son mucho más accesibles y resultan un punto de entrada mucho más adecuado. Pero ya hablaremos de ellas en su momento.

Estuvo apunto de salir en occidente como Earthbound allá por los 90 (¡y si mal no recuerdo la traducción ya estaba hecha!) pero Nintendo USA prefirió sacar directamente la secuela que tenía mejor pinta comercialmente y ya había salido en el mercado japonés.

Hasta 2015, los fans occidentales llamaban a este título como Earthbound Zero o simplemente Mother 1. En la actualidad estos términos todavía se usan por tradición con relativa frecuencia.

Mother 3 hogar

El segundo título de la saga es el más conocido de todos por el público occidental. El único de la saga que se tradujo (a tiempo). Mother 2 salió en Japón en 1994 y en EEUU en 1995 totalmente traducido al inglés como Earthbound (seguro que este nombre ya te suena más, ¿eh?).

La versión americana tenía alguna que otra censurilla pero en líneas generales se trataba de una traducción impecable y de muy buena calidad. Nada especialmente grave, sobre todo se adaptaron algunas bromas para un público occidental y algún que otro personaje obtuvo un cambio de color para evitar problemas. Por poner algún ejemplo, los miembros del Culto Feliz-Feliz (en inglés Happy Happyism) obtuvieron una simpática bola en su capucha, para intentar distanciarse del Ku Klux Klan, y también se les borraron sus curiosas iniciales (HH)  aunque está claro que fueron diseñados teniendo a aquellos en mente.

Mother 3 culto

Todos los que hayáis jugado a Earthbound seguramente entenderéis por qué es un juego tan especial. Era un RPG japonés que ocurría en una suerte de Estados Unidos histriónico llamado Eagleland donde las leyes de la lógica tampoco se seguían tan estrictamente como en el mundo real. Toda una retahíla de referencias y sarcasmos sobre la cultura pop norteamericana hacían presencia de una forma ininterrumpida.

En muchos sentidos, Earthbound fue el asentamiento de las mecánicas de la saga. El salto de calidad jugable de Mother a Mother 2 es sencillamente brutal. Se introdujo además una mecánica muy interesante que yo, al menos, no he visto en ningún otro título: los combates contra enemigos que tenían un nivel ridículamente bajo respecto al tuyo los ganas automáticamente (si el juego considera que matarías al enemigo de un golpe). Un cambio sencillo en el paradigma que reduce drásticamente el tedio de los combates más irrelevantes y les da una vuelta de tuerca convirtiéndolos en un granero de experiencia rápida y sencilla (existen tácticas que consisten en equiparse armas que tengan un ataque muy alto aunque su precisión sea casi nula debido justamente a esto).

Lo malo: Earthbound fue un fracaso en EEUU, no vendiendo ni la mitad de copias que en Japón. Las críticas de la prensa del momento tampoco ayudaron, calificándolo de extraño y poco interesante, e incluso algunos se quejaron de «un humor basado en chistes de pedos» [sic]. La publicidad de Nintendo USA acerca del juego quizás no fue todo lo oportuna que debiera con una campaña cuando menos curiosa calificando al juego de “apestoso”. También recibió críticas por el apartado visual, ya que muchos lo veían como demasiado simple para la época (sí, ya en 1995 estábamos con el tema de los gráficos). Pensad que el juego llegó aquí cuando ya habíamos catado bestias del género como Chrono Trigger o Final Fantasy VI. Aunque lo cierto es que también recibió algunas críticas positivas e incluso un premio a mejor RPG del año por la revista GameFan.  Por otra parte, obviamente la prensa japonesa fue mucho más favorable en términos generales y al final la occidental en retrospectiva ha terminado valorando al juego muy positivamente (¡más vale tarde que nunca!).

Mother 3 stinks

Sin duda se trataba de un juego con un humor no apto para todos los públicos (y con esto no quiero decir que sea un humor tampoco para todos los adultos) que en ocasiones podía ser muy ingenioso y en otras muy pueril. Lo que hay que reconocer es que el juego no paraba ni por un momento de sorprender con situaciones muy variopintas que estaban en las antípodas de los intereses de la audiencia media del momento.

Mi valoración personal del juego es positiva; disfruté mucho con él y me reí con sus bromas, pero en general el desarrollo de los personajes no me pareció tan interesante como en Mother 3. En cuanto a jugabilidad, me pareció un reto a la altura en ocasiones, habiendo un par de picos de dificultad muy notorios y unas cuantas peleas en las que el juego te exige que estés bien atento y no te dediques simplemente a atacar como un loco.

Visto que el primer intento con Earthbound no había sido todo lo bueno que cabía esperar, esto ya dificultaba las posibilidades de una futurible secuela en occidente (aunque al final los motivos fueron otros). Aunque lo cierto es que los problemas empezaron ya en el propio Japón.

Con la salida de Nintendo 64, Shigesato Itoi empezó a trabajar en un prototipo con el nombre superoriginal de Mother 3. Este juego al final fue cancelado por problemas del equipo con el manejo del 3D pero muchas ideas de su historia serían luego aprovechadas en el «verdadero» Mother 3 como podéis ver en el vídeo adjunto. Los fans bautizaron a este propototipo como Earthbound 64 (nombre que se pelea en originalidad con otros como Super Mario 64, Starfox 64, Donkey Kong 64, etc).

Así que en esta historia nos plantamos ya en 2003 casi diez años después de Mother 2, cuando la saga parecía estar muerta, y de improviso se anunció en Japón un recopilatorio de Mother 1+2 para Game Boy Advance  que terminaba de forma épica diciendo en el último segundo «por cierto, Mother 3 también saldrá en GBA» (como el que te dice que se va a por tabaco al quiosco). Y tres añazos después, en 2006, Mother 3 se estrenó en Japón. A día de hoy todavía no existe ninguna versión oficial del juego fuera del país nipón.

 

Parte 2: Madre Tierra

 

Mother 3 sigue la estela de sus antecesores y en ese sentido no sorprende ofreciendo una entrega con una esencia muy parecida y un apartado gráfico que, aunque mejorado, también es conservador. Y es que la fuerza de Mother 3 no reside en los gráficos (aunque particularmente lo encuentro un estilo visual muy bonito y diferenciador).

La fuerza bruta de Mother 3 está en dos apartados que se complementan perfectamente: una historia sorprendentemente bien construida (que pese a seguir muchos tropos de la saga en mi opinión es la más trabajada de las tres de lejos) y unos personajes muy carismáticos. Su historia y sus personajes son presentados cocinándose a fuego muuuuy lento, con una introducción sorprendentemente larga que luego obtiene sus merecidos frutos con un nudo trepidante y un final muy emotivo. Sin entrar en detalles la batalla final del juego verdaderamente me puso los pelos de punta. Si habéis jugado y (terminado) Earthbound esperad aquí algo mucho más ambicioso.

¿Pero en qué consiste exactamente la historia? De momento sólo me he dedicado a hacer circunloquios sin entrar al grano, así que ya va siendo hora.

Mother 3 Lucas

La idea del juego es la batalla (¿perdida?) de la naturaleza contra la acción artificial del hombre. Recordaréis que principalmente Earthbound tenía lugar en una zona repleta de pueblos, ciudades y civilización en general. También tenía sus zonas de naturaleza obviamente pero todos la recordamos por Onett, Twoson, Threed y Fourside.

Mother 3, por el contrario, ocurre en una isla alejada de todo continente en el que humanos y animales viven en plena armonía en un sucedáneo de Arcadia. La vida es sencilla para sus habitantes y ni siquiera necesitan el uso del dinero. Cada uno ayuda de forma gratuita a los demás esperando que luego los otros cuiden de él en consecuencia. Todo muy hippie, como podéis observar. La comuna-pueblo donde viven todos recibe el nombre de Pueblo Tazmily, que es el lugar más civilizado en toda la isla.

Todo parece ir muy bien hasta que un buen día se presenta un extranjero en la isla presentando a sus nativos las maravillas del mundo civilizado (la estrella es la «Caja Feliz» que nosotros conocemos como televisor). Aproximadamente en este punto empieza a desarrollarse la historia, que aunque parece que va de menos a más por el camino trata de refilón temas muy interesantes como los vicios diarios de nuestra querida civilización. Se trata de una historia llena de mensajes que sólo se lanzan en segundo plano (que tampoco se esconden mucho pero no es que te lo escupan en la cara).

Pero qué es una historia sin sus personajes, ¿verdad?

Mother 3 personajes

Parte 3: Mother 3

 

Mother 3 en cierto sentido se puede considerar una historia coral donde todo revoluciona entorno a la familia de Lucas, que sí que lo podríamos considerar como el verdadero protagonista (aunque como es de esperar de un JRPG de vieja escuela sus diálogos son inexistentes).

A continuación presentaré algunos (no todos) de los personajes más importantes que podremos controlar en nuestra aventura detallando sus puntos más destacados.

Lucas (el que está más a la izquierda) se nos presenta como un niño llorica, asustadizo y debilucho que siempre suele imitar lo que hace su hermano gemelo Claus (lo cierto es que no es una presentación muy buena). Por cosas de la vida, Lucas un buen día descubre que tiene habilidades especiales psíquicas y eso hace que se cambien totalmente las tornas. Probablemente su nombre sea familiar a los seguidos de la saga Super Smash Bros., pues ha hecho presencia en sus dos últimas iteraciones (Brawl y 3DS/Wii U aunque aquí como personaje de DLC). Lucas hace la función de niño elegido en la historia que no es interesante por sí mismo sino que allá donde va pasan cosas interesantes. Al final (e incluso al principio) se le coge mucho cariño y, por cosas que se van viendo de la historia, vemos que es un chaval con muy buen corazón. Es un personaje bastante equilibrado que sirve tanto para ataques físicos directos como para ataques psíquicos.

Flint, el padre de Lucas y Claus que en la imagen está a la derecha del todo, es por otro lado un personaje muy interesante. Si la memoria no me falla es el primer personaje que controlaremos, y a lo largo del juego veremos como mantiene una personalidad muy fuerte con cosas aparentemente sin importancia, como el hecho de que es la última persona en toda la isla en instalarse un televisor (si es que se lo llega a instalar). Flint solo quiere lo mejor para su familia pero este juego es muy cabrón y solo le dará un palo tras otro sin darle un segundo para respirar. Su aspecto de cowboy puede llevar a malentendidos a primera vista pero se trata de un hombre muy sentimental.

Duster es el ladrón del pueblo (aunque tampoco vemos que esa fama sea merecida) y bajista a tiempo parcial en una banda de rock que ultimamente lo está petando por Tazmily. Un tipo larguilucho que siempre acaba metiéndose en líos inesperados para desesperación de su padre, Wess. Duster sin querer se convertirá en un personaje clave de la historia y nosotros colaboraremos activamente en ello controlándolo como jugadores. Y de paso por el camino tendremos unas cuantas situaciones hilarantes con sus rifirrafes con su padre.

Kumatora es la heroína de la historia. Una princesa marimacho la cual de princesa solo tiene el título. Al igual que Paula en Earthbound, las habilidades psíquicas de Kumatora abarcan mucho más que las de Lucas y ella es la verdadera experta en el tema que utilizaremos a lo largo de nuestra partida. Kumatora es una chica que no dudará en tomar decisiones radicales para conseguir sus objetivos (llegando a plantearse cortarse una pierna para escapar de una trampa en una ocasión) que rapidamente entrará en contacto con Lucas y verá que tienen muchos objetivos en común.

Existen muchos más personajes importantes e interesantes en Mother 3 pero preferiría que los descubriérais por vuestra cuenta como hice año y os deleitéis con ellos.

 

Mother 3 grupo

Parte 4: La importancia del tempo

 

Aquí trataremos su jugabilidad puramente, lo que queda cuando quitamos la historia. Este es quizás el apartado del juego menos personal. ¿O quizás no tanto?

Mother 3 sigue el modelo jugable de Earthbound casi a rajatabla, simplemente refinando algunos aspectos como los menús (mucho menos engorrosos) y dando la posibilidad de correr por fin.

Para los que no hayan jugado a Earthbound, en Mother 3 vamos explorando distintas zonas donde nos encontraremos algunos bichos enemigos por el camino. Si nos acercamos demasiado a ellos comenzará una batalla por turnos a muerte (bueeeno, hasta que uno de los dos se quede «agotado») con una musiquita de fondo personalizada (casi cada enemigo tiene su canción de fondo propia).

Y es que el gran cambio respecto a Earthbound jugablemente es que en los combates se saca gran provecho a la música, convirtiendo las batallas practicamente en minijuegos musicales si el jugador consigue explotar esta faceta a fondo.

Es una parte del juego que sin ayuda externa quizás ni te darías cuenta de que existe porque a duras penas se te informa de ello (en una ocasión de los primeros capítulos, un NPG cualquiera te informará vagamente de que existe esta mecánica aunque sin entrar en muchos detalles, esa es toda la información que tendrás al respecto).

Cuando la descubres y la perfeccionas se convirtierte en una gran ayuda, ya que dominada a la perfección te permite golpear al enemigo la friolera de 16 veces seguidas (por personaje). La idea es muy sencilla: cuando te toque atacar, hazlo al ritmo de la música.

El juego es consecuente con esta mecánica y se dedica a ir progresivamente dando a los enemigos melodías más y más complicadas de perfeccionar.

Aparte de esto obviamente están los ataques especiales de cada personaje que se mantienen practicamente inalterados respecto a la entrega anterior. Cada personaje tiene sus ataques especiales exclusivos que van mejorando y aprendiéndose a medida que sube de nivel.

El otro gran aspecto característico de Mother 3 que recordaréis si habéis jugado a Earthbound es la peculiaridad de que nuestra barra de vida no baja de golpe al recibir un ataque, sino que va descendiendo lentamente tras recibir un impacto. Así, los combates obtienen una vertiente estratégica interesante donde no es extraño recibir un golpe «mortal» de un enemigo y el objetivo estar en conseguir derrotarlo en un pequeño límite de tiempo antes de que nuestra salud descienda definitivamente a cero.

De hecho, si recibimos un golpe mortal pero utilizamos un simple elemento curativo estándar antes de caer debilitados, nos salvaremos, evitando el tedio de tener que aplicar objetos específicos para resucitar miembros del equipo (mucho menos frecuentes y más caros).

Sin duda se trata de una interesante adición a los sistemas de combate por turno tradicionales que le añade un toque de acción. Los que lo recordéis de Earthbound, no temáis, pues aquí la barra de salud desciende mucho más lentamente y hay tiempo de aplicar estrategias.

Parte 5: Conclusión

 

Mother 3 es un juego tremendamente infravalorado en occidente (realmente esa no es la palabra sino desconocido) que nunca salió de Japón por distintos motivos. Un juego hecho con absoluto amor y mimo y pulido hasta la perfección: es la gran conclusión a la trilogía Mother, donde toda la carne se pone en el asador para traernos lo mejor de los tres juegos en todos los aspectos. Un juego verdaderamente como pocos.

Llegados a este punto me gustaría exponer las razones por las que opino que nunca vio la luz una traducción oficial en inglés (y mucho menos a cualquier otro idioma). No creo que exista una única causa sino que fue una acumulación de todas.

Lo primero de todo es que como he estado explicando todo este rato es un juego muy personal y peculiar por no decir raro. Con los malos resultados de Earthbound, Nintendo USA ya se imaginaba que un posible Earthbound 2 no sería precisamente un superventas. De todas formas Nintendo con los juegos de la casa suele tirar para adelante en occidente aunque sus propuestas sean rarezas (véase Pikmin o Tomodachi Life).

Y es que el problema no era solo el qué sino el cuándo (y en menor medida el cómo). Mother 3 apareció en suelo japonés en 2006 para GBA, lo cual significaba una versión occidental como muy pronto en 2007. La NDS ya llevaría en el mercado dos años para entonces y Earthbound 2 tendría que haber competido en el mercado con juegos como The World Ends With You. Seguro que todavía se venderían juegos de GBA para entonces, pero estaba claro que las ventas iban a ser residuales.

Mother 3 the world ends with you

Y el gran problemón era la necesaria tijera. En Mother 3 hay unos cuantos personajes (de gran importancia argumental) que resulta que son travestis. Y esto que no pasaba de ser una anécdota graciosa en la versión japonesa, era intolerable para la versión americana (¡hay que pensar en las pobres e inocentes mentes de los niños!). Y, claro, un cambio de este calado afectaría bastante al juego. No se trataría de una censura menor.

Mother 3 gif

Nintendo USA haría una lista con los problemas, vería que tanto rollo sería para luego ni recuperar la inversión inicial y dirían: «¿Para qué molestarnos?». Y así seguimos a día de hoy, que nos tenemos que conformar con una traducción al inglés y otra al español hechas por fans (de muy buena calidad, eso sí).

Mi objetivo con todo este rollo es la mar de sencillo: si te ha llamado la atención lo que explicado, prueba el juego. Dale una oportunidad. Para mí fue toda una experiencia, y por eso quiero recomendarla a todo el mundo.

Mother 3 Undertale

Hace relativamente poco (2015) se puso a la venta un juego llamado Undertale del que probablemente todos habréis oído hablar. Este juego ha recibido excelentes críticas allá por donde ha pasado, llegando a ser calificado incluso como uno de los mejores juegos de la historia por las voces más atrevidas, aparte de numerosos premios. Undertale no deja de ser un juego muy influido por la saga Mother, como su propio creador ha reconocido, que bebe directamente de su estilo visual, de su modo de contar la historia y con un sistema de combate también ligeramente basado en el propio de la saga Mother. Así que la conclusión lógica es que si Undertale ha conseguido todo este éxito, ¿por qué Mother 3 no iba a poder? Para más inri, la búsqueda de Undertale en Google ofrece 40 millones de resultados, mientras que Earthbound tan solo 6 millones. Está claro que juega a su favor el hecho de ser un juego mucho más moderno, pero está claro que en cuanto a popularidad Undertale ha conseguido mucho más de lo que Mother se imaginaría conseguir en sus sueños más locos.

Después de este breve comentario y volviendo al tema que nos cierne. A modo de cierre sólo puedo añadir que esto es Mother 3; una aventura fascinante con momentos para reír, momentos para llorar, momentos para enfurecerse con las injusticias y también para alegrarse cuando se hace justicia. Para mí, la gran culminación de la trilogía Mother, con lo mejor de toda la saga y me atrevo a calificarlo como uno de los mejores, no ya RPG, sino juegos de la GBA. Por mi parte me sentiré satisfecho si con esta parrafada consigo convencer al menos a dos personas a que le den una oportunidad al juego de marras.

FIN

 

 

 

(Y si has llegado hasta aquí, muchas gracias por tu atención.)

Mother 3 fanart

 

¿Qué te ha parecido?
LOL
100%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.