Análisis Yakuza 6: The Song of Life

por Naliem el 8 mayo, 2018
Videojuegos

El adiós del dragón

 Yakuza 6 banner

Una historia complicada

La saga Yakuza es una saga ya bien consolidada, con más de una década de juegos a sus espaldas y un palmarés en crítica notable en casi todas sus entregas. Sin embargo, nunca ha terminado de calar en occidente, y fue tal el punto al que llegó la saga que tras la salida de Yakuza 5 en Japón muchos pensaban que la saga se quedaría en tierras niponas para siempre.

Esto es fácilmente explicable; el primer Yakuza llegó a occidente a finales de 2006, cuando ya había en la mente de muchos potenciales consumidores la compra de una consola de nueva generación (360 había salido un año antes y PS3 estaba a pocos días de salir). Si a esto le sumamos el pésimo doblaje al inglés que trajo consigo el juego junto a las expectativas que no cumplió el título (recordemos, la gente en ese entonces, e incluso ahora, esperaba un “GTA a la japonesa”, cosa que Yakuza no es, y eso echó para atrás a más de un comprador), tenemos un cóctel de razones por las que Yakuza 1 no tuvo el impacto que tendría que haber tenido para crear una sólida base de jugadores.

Sin embargo, aquellos que lo jugaron, no tardaron en verse inmersos en enrevesada historia de la mafia japonesa y de Kazuma Kiryu, el protagonista de la historia, y de compararlo con el clásico de culto Shenmue con el que compartía ciertas similitudes, con ese toque tan SEGA que caracterizaba ambos juegos (mundo abierto de pequeño tamaño muy detallado, minijuegos, ambientación japonesa, sistema de combate beat’em up…) junto al toque personal de la saga que mezcla magistralmente los cambios de tono de humor y seriedad.

 

Yakuza 6 santuario

 

Así, este pequeño grupo de jugadores fueron los que compraron la secuela para la misma consola ya a finales de 2008. Estamos hablando de la secuela de un juego poco exitoso para PS2, estando ya PS360 consolidadas en el mercado. El cómo sobrevivió la saga en occidente pese a eso es nada más y nada menos que gracias a ese pequeño nicho de jugadores que religiosamente compraba cada entrega que salía de la saga.

A esto le tenemos que sumar la amplia censura que sufrió Yakuza 3, ya en PS3,  cortando bastante de su contenido en su versión occidental respecto a la japonesa; los retrasos de las versiones en inglés frente a las niponas y, ya una pista de que la saga estaba a punto de desaparecer en occidente, la salida de Yakuza 5, 3 años después de su salida nipona y sólo en formato digital a 40€.

 

Yakuza 6 edificio

 

Pese a todas estas dificultades, los fans de la saga siempre se mantuvieron activos y juntos como comunidad en los distintos foros de internet, y muchos conocían la saga “de nombre” por leer comentarios de dicha gente. Pero para los posibles interesados en entrar en la saga, ésta era una tarea imponente, ya que hablaríamos de una saga con por el momento 5 entregas numeradas, y no resulta atractivo empezar por, digamos, la cuarta parte.

Sin embargo, esta situación catastrófica que parecía ir a peor, cambió por completo al inicio de 2017. Yakuza 0 sería el juego que resucitaría la saga en occidente, una precuela accesible como punto de entrada de la saga, con un gran éxito tanto de crítica como de presencia en internet. Antes de la salida del juego, se empezaron a compartir ciertas escenas graciosas del juego por Twitter y en videos de Youtube, que a la par con los análisis positivos de todos aquellos medios y youtubers que nunca habían tocado la saga y ahora se aventuraban a probarla al ser una precuela, hicieron que se generara bastante interés en el título, lo cual se materializó en el mejor lanzamiento de la saga en occidente hasta el momento. No vamos a engañar a nadie; no podemos considerar Yakuza 0 como un gran éxito en ventas, está lejos de eso, pero sí es gracias a él que hoy en día puedo hacer este análisis sin haber tenido que estudiar japonés para ello, y lanzó la saga a ser conocida, al menos en internet.

 

Yakuza 6 dinero

 

Después de 0, vino Yakuza Kiwami, el remake del 1 y secuela de 0, que también tuvo un éxito decente. Por lo visto con estos dos lanzamientos, a SEGA le volvía a compensar traer la saga a occidente. Poco después se anunció la localización de Yakuza 6 al inglés, seguida de la de Kiwami 2 (el remake de Yakuza 2) y aquí estamos hoy en día, esperando al futuro lanzamiento de Kiwami 2 en inglés, así como de los títulos por venir de la saga, y disfrutando de Yakuza 6, el título que concierne este análisis, que ha tenido un lanzamiento bastante decente en ventas. Como podemos ver, con estas dificultades, ni hablamos de que la saga llegue en español; todos los juegos menos el primero están subtitulados al inglés y se necesita un nivel medio para entenderlos, un punto muy a tener en cuenta.

 

Yakuza 6 edición

 

Ahora, hecha la pequeña introducción a la convulsa historia de la saga en occidente, toca hablar sobre Yakuza en sí. Cada juego de la saga tiene una historia contenida en sí misma y que se puede entender sin jugar a los anteriores. Sin embargo, todos están conectados entre sí al compartir personajes e influir los hechos ocurridos anteriormente en lo que pase en cada juego. No es como un Final Fantasy, donde cada entrega tiene su mundo distinto y una historia sin ningún tipo de conexión. La saga Yakuza, resumiéndola a grandes rasgos, trata de la historia de la vida de Kazuma Kiryu y los personajes que le rodean.

 

Yakuza 6 inicio

Y al fin, aquí estamos

Yakuza 6: The Song of Life empieza directamente después del final de la quinta entrega. No voy a resumir la sinopsis del juego, ya que más de una persona (yo mismo incluyéndome) lo consideraría como spoiler y no aporta nada al texto que estoy escribiendo. Hablando a grandes rasgos de la historia, nos volvemos a encontrar con una trama separada de las de otras entregas pero con frecuentes referencias a juegos anteriores. Si no has jugado nunca a la saga, puedes comprarlo sin problemas porque vas a entender la historia, pero hay que tener en cuenta que se pierde una gran parte del atractivo del conocer a los personajes (por no mencionar de que en mayor o menor medida, se spoilean los anteriores juegos).

Esta entrega tiene un toque mucho más personal que otras entregas, no en vano es la última entrega en la que Kazuma Kiryu es el protagonista de la saga y es bastante emotivo durante todo el desarrollo de la historia, tanto por Kiryu como por otros personajes recurrentes. Estamos hablando del gran final de una historia con 7 entregas principales y que narran más de 30 años de la vida de los personajes.

 

Yakuza 6 patriarca

 

Por ello no faltarán los típicos giros argumentales a los que nos tiene acostumbrados el Yakuza Team, pactos entre organizaciones, más nombres de los que nos quepan en una hoja a dos caras y, cómo no, los grandes momentos de epicidad y de puro hype que nos tendrán pegados al mando durante las más de 25 horas de historia principal. Todo esto se consigue principalmente a través de las fantásticas y largas cinemáticas, que podrían pertenecer fácilmente a una película tanto por calidad como duración. Hablando de éstas, el juego tiene 13 horas de cinemáticas, cantidad que se puede antojar grande pero que funciona muy bien, y la actuación, animación y dirección de cámara y de sonido hacen realmente brillen.

 

Yakuza 6 primer plano

 

Aunque mantenga un nivel muy bueno durante casi todo el juego, la historia presenta algunos altibajos, sobre todo de cara al final, donde creo que podrían haber aprovechado mejor algunos recursos de los que disponían, sobretodo en cuanto a apariciones de personajes. Esta opinión es puramente personal y se de muchas personas a las que les ha gustado mucho el final, y esto es así con toda la saga; hay gente que encuentra una entrega mejor que otra porque la historia ha conectado más o menos con él, a nivel puramente personal, por lo que mi pequeña crítica al final no representa nada más que mi simple opinión.

 

Yakuza 6 tokio

Jugabilidad

El juego sigue la fórmula ya consolidada de la saga. Para los que no la conozcan, se trata básicamente de un juego de mundo abierto con un mapa pequeño pero cargado de cosas por hacer, minijuegos y misiones secundarias y un combate estilo beat’em up a la vieja usanza pero con jugabilidad moderna. Aquí podemos ver los mapas de las dos localizaciones donde transcurre el juego. Como se puede observar, son apenas unas pocas calles, nada más que barrios, pero es gracias al pequeño tamaño que el mundo resulta tan vivo y orgánico.

 

Yakuza 6 mapa 1

Yakuza 6 mapa 2

 

 

Nos enfrentamos normalmente a grupos no muy numerosos de enemigos (por lo general 4, 5 o 6 a la vez) con nuestros puños, patadas, cogiendo objetos del suelo y utilizando el escenario para derrotarlos.

Solamente hay un set de movimientos, a diferencia de Yakuza 0 y Kiwami donde se podía cambiar entre varios estilos completamente distintos entre ellos, por lo que a priori, el juego está algo limitado en cuanto a variedad en las peleas. Este set de movimientos supone, según los propios desarrolladores el culminamiento del estilo personal de pelea de Kazuma Kiryu, ganado tras casi tres décadas en los juegos, e incorpora movimientos que hemos visto en anteriores entregas mezcla varios estilos. He dicho anteriormente que “a priori” el juego está algo limitado, pero eso no es del todo cierto.

 

Yakuza 6 lucha

 

Si algo destaca en esta entrega es la gran mejora del sistema de físicas debido al nuevo motor gráfico, que posibilita un gameplay mucho más dinámico que otras entregas, basado en físicas con peso en cada golpe y reaccionando al escenario que nos rodea. Podemos ir por la calle, que nos ataque un grupo de punks, coger a uno y tirarlo contra la cristalera de una tienda, que se rompe correspondientemente, o si nos pegamos en una oficina con muchos papeles veremos cómo empiezan a volar los papeles por todo reaccionando de forma realista a nuestros movimientos. Es algo digno de verse en movimiento, la verdad. Sin embargo, hay ciertas omisiones en lo jugable que no me han gustado nada; se han eliminado por completo las armas equipables desde el inventario, solamente puedes coger las que haya por el escenario; por lo general, hay menos variedad de movimientos especiales que en otros juegos, y aunque exista el modo maximum heat, no me termina de convencer su implementación en el sistema jugable. Se trata de un modo que entras cuando acumulas suficiente energía y que se activa con el gatillo; en él haces más daño, atacas más rápido y haces combos muchos más largos que terminan con unos brutales golpes que hacen mucho daño, pero a la vez lo veo tosco, el cambio del ángulo de cámara es bastante molesto y me parece que hace que el juego se convierta en un “consigue energía hasta activar el modo, pega todo lo que puedas y vuelta a empezar”.

 

Yakuza 6 pelea

 

Sobre el sistema de progresión del juego, Yakuza 6 apuesta por un sistema más similar al visto en juegos RPG; tenemos 5 tipos de puntos de experiencia que vamos ganando por ejemplo mediante combates, terminar misiones, comer en locales, completar minijuegos o avanzar la historia principal, que podemos gastar en mejorar nuestros atributos, conseguir nuevas habilidades, mejorar nuestros ataques especiales o en habilidades de no combate, como facilidades en minijuegos, correr durante más tiempo, etc. Los puntos que se gastan en atributos y en habilidades son los mismos, por lo que hay que tener claro cómo queremos enfocar el progreso; en mi partida fui subiendo un poco de todo equitativamente y me fue bastante bien. Si bien el sistema en sí es sólido, la experiencia recibida por ciertas actividades me parece mal balanceada, y debido al cómo es el combate en el juego, a más de uno ciertas habilidades le pueden parecer poco útiles, ya que al final les puede compensar más repetir siempre el mismo combo para terminar con los enemigos.

 

Yakuza 6 stats

 

Esto nos lleva al punto de la dificultad del juego; aún en su dificultad más alta, no presenta un desafío demasiado grande, y lo puedes terminar utilizando pocos combos diferentes y abusando del sistema de objetos de regeneración de vida. Por ello, si quieres sacar el máximo de la experiencia, recomiendo intentar jugar utilizando todas las herramientas que tengas para hacer el juego más variado en cuanto a su combate, ya que en casi ningún momento (excepto algunos combates contra jefes) estarás obligado a utilizarlas y en caso de no hacerlo puede terminar siendo repetitivo el combate. Este punto ha sido una de mis principales críticas a la saga desde sus primeras entregas y sigue presente incluso en este Yakuza 6.

 

Yakuza 6 calle

 

Si bien por lo general combatiremos pocos enemigos a la vez, al final de cada capítulo en los que está separada la historia nos encontramos con niveles completamente lineales donde avanzaremos combatiendo hordas de enemigos, avanzando superando QTE’s y combatiendo contra un “jefe”. No siempre es así en cada capítulo, pero ésta fórmula ha estado presente desde el primer juego de la saga y no falta en Yakuza 6. Es en estos momentos donde el combate y la variedad brillan más. Hay que decir, que en Yakuza 6 hay menos cantidad de QTE’s que en anteriores, y eso es para mí un punto negativo, ya que están realmente bien integradas y le añaden variedad y epicidad al desarrollo de los niveles.

 

Yakuza 6 restaurante

 

Fuera de combate, nos encontramos con un mundo tremendamente detallado, a niveles que no he visto en ningún otro juego. Me he pasado horas haciendo “turismo virtual” por las dos localizaciones que ofrece el juego y es realmente un placer ver mundos tan vivos y reales. Si a esto le sumamos que, gracias al nuevo motor gráfico, los interiores son accesibles sin ningún tiempo de carga, el simple hecho de explorar el mapa y los edificios (muchísimos edificios son accesibles y no son un simple copiar y pegar), así como sus tejados y callejuelas con secretos en ellas, es un placer. Pero eso no es todo. No es simplemente un mapa bonito y ya está, ni mucho menos…

 

Yakuza 6 disfraz

 

El juego está plagado de misiones secundarias, y casi todas de muy buena calidad como viene siendo típico de la saga. Hay más de 50 secundarias, y todas están dobladas (en anteriores juegos no tenían voces, era solamente texto). Vuelven personajes de otras entregas de la saga,  hay nuevas e hilarantes misiones y algunas pueden llegar a ser también bastante emocionales para quien haya jugado al resto de juegos. Cabe decir que no hay contenido perdible en el juego; al terminarlo, está la opción de jugar en modo “aventura libre”, con lo cual podemos acceder a cualquiera de los dos mapas y terminar las misiones que nos quedaran pendientes, o simplemente pasearnos sin preocuparnos de la historia. También hay otro tipo de misiones secundarias llamadas Troublr Missions, que se te notifican al móvil como si fuera una red social y no son nada más que misiones de recadero. Las típicas que se pueden olvidar y pasar de ellas por completo, sí.

 

Yakuza 6 charla

 

Y si hablamos de Yakuza, no podemos olvidar los minijuegos. Han sido una de las características que han definido la saga desde sus inicios, y Yakuza 6 no se queda atrás. Tenemos una amplísima selección de minijuegos y todos y cada uno de ellos es de muy buena calidad. Desde el típico karaoke, dardos, béisbol o mahjong, hasta una pesca submarina que es un shooter on rails, habitaciones de chat online con tías, ir a beber y socializar con gente en un bar o entrenar en un gimnasio para conseguir experiencia a través de varios minijuegos y de seguir una dieta. A parte de la buena calidad en sí de los minijuegos, destaca que cada uno tenga su pequeña historia, no están ahí simplemente “porque sí”.

 

Yakuza 6 Virtua Fighter

 

Sin embargo, hay tres minijuegos que destacan: lo primero, tenemos una copia del modo Arcade de Virtua Fighter 5 completamente accesible en los Club SEGA del juego. Básicamente, interactuamos con la recreativa y podemos jugar con cualquier personaje, a 1080p y 60fps. Es una gozada y se controla muy bien, es básicamente tener otro juego casi entero dentro del ya de por sí completísimo Yakuza 6. A parte del VF5, tenemos también Super Hang-On, OutRun, Space Harrier y Fantasy Zone en las recreativas. Casi nada.

 

Yakuza 6 minijuego

 

El segundo minijuego importante es el creador de clanes y las batallas de clanes. Siguiendo un hilo argumental propio, nos encontramos con que somos los líderes de una banda callejera, un clan, enfrescada en una guerrilla contra otro. El “minijuego” se trata de ir reclutando, a base de puños y patadas, a gente para que se una a tu clan y utilizarlos como recursos en un minijuego de estrategia en tiempo real, donde tomamos el rol de comandante y vamos gestionando quién lucha (hay distintas clases), donde aparecen, las habilidades que utilizan… al final de cada batalla, nuestros miembros van ganando experiencia y consiguiendo habilidades. Es una adición curiosa y con mucho jugo, aunque como RTS no deja de ser algo simple.

 

Yakuza 6 jerarquía

 

Y por último, tenemos el simulador de manager de béisbol, que sinceramente, he tocado bastante poco y podría resumir en organizar al equipo y ver cómo se desarrolla el partido al más puro estilo football manager, pero interviniendo en ciertos puntos como bateador. También vas reclutando a gente para el equipo a medida que terminas misiones secundarias, y vas entrenando a los jugadores de tu equipo con unos tickets que ganas al ganar partidos.

 

Yakuza 6 baseball

Más bonito e inmersivo que nunca

Lo primero que salta a la vista es el nuevo motor gráfico, el Dragon Engine. Si bien se pierden los 60 fps de las anteriores entregas en PS4 en pos de unos 30 cuadros por segundo, a parte de una imagen mucho menos limpia en general (sobretodo en la PS4 normal, donde el juego corre a 900p sin antialising de ningún tipo), el motor posibilita un nivel de detalle sin parangón, mejoras en lo jugable y sobretodo en tiempos de carga, nulos tanto en combates como en interiores.

 

Yakuza 6 calle

 

La iluminación es magnífica, andar de noche por Kamurocho es una pasada con las infinitas luces de neón y montones de locales detallados a los que entrar. Igualmente no se quedan atrás los personajes, modelados tras actores reales, y sus animaciones cuando interactúan con el terreno.

Lo que más me sorprendió fue el apartado sonoro. Los efectos de sonido del juego son muy buenos y el juego incluso te deja configurar la apertura en º de los auriculares o sistema de audio que utilices. El stereo está muy bien logrado, consiguiendo una inmersión sin igual. Para los que me conozcan, saben que le doy muchísima importancia al sonido en los juegos; utilizo unos auriculares bastante buenos y llevo desde que tengo consciencia dándole igual o más importancia al audio que al apartado visual. Y ya os digo que Yakuza 6 es el primer juego desde Star Wars: Battlefront (DICE) que me sorprende en lo sonoro. Los pasos, el murmullo de la gente, oir los coches pasar, entrar en un edificio y que cambie totalmente el espacio sonoro… por no mencionar la excelente banda sonora y actuación de voz de los personajes. En definitiva, el Dragon Engine es un placer para cualquier audiófilo y el juego se postra como un referente en audio.

 

Yakuza 6 settings

 

Conclusiones

Yakuza 6 es un juego muy sólido, de notable en todos sus apartados y excelente en el técnico (en PS4 Pro, porque en la normal hay unas caídas tremendas de framerate y la resolución deja mucho que desear) y que es más que una simple entrega, es el final de una saga y una despedida por lo alto. Si bien encuentro que el final podría haber sido llevado de otra forma menos convulsa y que en lo jugable tiene sus limitaciones respecto otras entregas, también aporta cosas nuevas que igualan la balanza.

 

Yakuza 6 templo

 

Si nunca habéis jugado un Yakuza, os recomiendo sí o sí empezar por él 0, luego Kiwami (remake del 1) y luego ya cada uno ver lo que más le conviene. Falta poco para que salga Kiwami 2, y el resto de la saga es jugable en PS3, por lo que ya no es tan difícil jugarlos en el orden intencionado. Espero que al menos haya despertado interés en alguien por la saga con este análisis, ya que ocupa un sitio muy especial en mi corazón de jugador.

 

¿Qué te ha parecido?
LOL
0%
¡¿Qué?!
0%
&/$&%?*
0%
Me gusta
0%
Nope
0%
De Pacoteros para Pacoteros.